El Norte de Castilla

Los expertos destacan los efectos positivos de las legumbres en la salud

Juan Arellano, investigador del CSIC y promotor del ciclo de conferencias sobre legumbres.
Juan Arellano, investigador del CSIC y promotor del ciclo de conferencias sobre legumbres. / Holguera
  • El Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología traerá mañana viernes una selección de ponentes que abordarán esta pieza fundamental de la dieta mediterránea

Antes de concluir el Año Internacional de las Legumbres el Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología de Salamanca, IRNASA, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC, llevará a cabo la Jornada de divulgación científica sobre Legumbres y Leguminosas forrajeras.

El IRNASA ha aprovechado el ciclo de conferencias ‘¿Qué sabemos de…?’ que organiza el CSIC en ciudades de toda España para encuadrar estas ponencias.

El programa de estas jornadas, que explicó para estas líneas el investigador Juan Arellano, incluye dos líneas principales, por un lado se aborda las legumbres en el plano alimenticio, por otro lado, se abordan las leguminosas forrajeras. Esta segunda parte toma gran importancia en una provincia como Salamanca, donde abunda la ganadería en extensivo y como consecuencia de ello, los pastos.

Juan Arellano destaca de este cartel, los interesantes ponentes que estarán en Salamanca a lo largo de la jornada matinal de mañana. Además subraya el carácter gratuito de estas jornadas de divulgación científica dirigidas a la ciudadanía.

Los organizadores esperan recibir a un público muy variado, en especial a profesionales del sector, en el espacio habilitado en la calle Cordel de Merinas número 40, la sede central del CSIC en Salamanca, o para mejor orientación el edificio de color verde que se ve desde la rotonda de la Ciudad de Brujas.

Entre las razones que justifican estas jornadas en Salamanca, se puede destacar que «el IRNASA-CSIC se encuentra en un entorno sociocultural y geográfico muy propicio para organizar dicha jornada», destaca Juan Arellano. Por un lado, este investigador recuerda que «Castilla y León es la comunidad española que tiene mayor número de leguminosas de grano para consumo humano con indicación geográfica protegida (IGP) y la provincia de Salamanca destaca por tener su propio Centro de la Legumbre, el cual certifica y promociona varias variedades de legumbres autóctonas con IGP (Lenteja de la Armuña, el Garbanzo de Fuentesaúco y la Judía del Barco de Ávila), además de la marca de garantía del Garbanzo de Pedrosillo».

En cuanto al apartado de leguminosas forrajeras se refiere se abordará tras el descanso programado a las 11:30 horas. En este sentido, el científico encargado de promover esta iniciativa subraya que «las leguminosas forrajeras tienen en la alimentación animal y en la fertilidad de los suelos un papel clave». En alusión a la provincia de Salamanca, hace hincapié en que «es la provincia española con mayor densidad ganadera bovina de carne, cuya alimentación se basa principalmente en el consumo de pastos, que ocupan una gran extensión en la provincia». Esta clave es fundamental además de las tendencias de la población mundial, que cada vez demanda más sobre todo proteínas de origen animal, algo que «exige buscar soluciones alternativas que favorezcan la ingesta de forraje con un mayor contenido en nitrógeno. En este sentido, la introducción de leguminosas forrajeras en praderas es cada vez más frecuente. Este tipo de prácticas se deben fomentar por la calidad nutricional de los pastos y la necesidad de conservar y proteger los suelos, y por la importancia económica que la venta de carne de ganado bovino producida en Castilla y León tiene en el mercado exterior», explica Arellano