El Norte de Castilla

Santa Teresa llega a Alba de Tormes acompañada de otra edición de la Marcha Teresiana

    La imagen fue llevada durante todo el recorrido en una carreta.
    La imagen fue llevada durante todo el recorrido en una carreta. / Jorge Holguera
    • En la villa ducal tuvo lugar la última celebración, en la iglesia que custodia sus reliquias

    Santa Teresa de Jesús llegó ayer a Alba de Tormes. La Santa andariega fue recibida en la villa ducal por numerosas personas. Llegó en una carreta tirada por un burro, tal y como sucedió en su época, un 20 de septiembre, pero en este caso acompañada por decenas de peregrinos. Se trataba del final de la XXXVI edición de la Marcha Teresiana. La ruta en este diario se viene relatando desde que entró en la provincia de Salamanca, pues también transcurre por tierras vallisoletanas, recorriendo el último viaje que hizo la Santa abulense en vida desde Medina del Campo a Alba de Tormes. Ayer en concreto pasó por Coca de Alba, Peñarandilla y Garcihernández. Los peregrinos portaron la camiseta con el lema del año: ‘Eterna es su misericordia’, pues cabe destacar que el Año Santo de la Misericordia ha guiado las cuatro jornadas y las variadas celebraciones. En cada una de ellas se incidió en las obras de misericordia y finalmente en Alba se hizo un repaso a todas ellas.

    La última celebración de la Marcha Teresiana tuvo lugar en la iglesia que custodia las reliquias de la Santa mística. Nueve sacerdotes participaron en la celebración eucarística, además de los peregrinos y de otras numerosas personas que llenaron el templo. Uno de los gestos finales fue de reconocimiento a tres personas: a una vecina de Palaciosrubios por acoger a los peregrinos durante estos últimos 36 años; a un seminarista por sumarse a esta iniciativa; y a un peregrino por seguir fiel a la Marcha Teresiana durante los últimos 36 años.

    Al finalizar la celebración eucarística se produjo una bonita procesión para acompañar a Santa Teresa a la clausura, donde permanecerá hasta el año que viene.