Un camino hacia la igualdad y en apoyo a los refugiados

    Un centenar de personas se concentró ayer en la plaza de Liceo en torno a una pancarta y decenas de zapatos.
    Un centenar de personas se concentró ayer en la plaza de Liceo en torno a una pancarta y decenas de zapatos. / Manuel Laya
    • Una concentración bajo el lema ‘En pie por los refugiados’ reclama el cumplimiento de la legislación internacional

    ¡La diversión está segurada!

    Las mejores marcas a los mejores precios

    Nueva colección para hombre y mujer

    Hasta 90%

    Gran variedad en alfombras de diseño

    Hasta 80%

    Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

    Las mejores marcas a los mejores precios

    Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

    Hasta 90%

    Homewear para hombre y mujer

    Hasta 70%

    Marca española en moda pre-mamá

    Las mejores marcas a los mejores precios

    ¡Diversión para todas las edades!

    Las mejores marcas a los mejores precios

    Colección moda técnica para hombre y mujer

    Hasta 80%

    ¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

    Las mejores marcas a los mejores precios

    Moda casual para hombre y mujer

    Hasta 70%

    Deportivas para toda la familia al mejor precio

    Las mejores marcas a los mejores precios

    Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

    Hasta 70%

    Selección de botas, botines y zapatos para mujer

    Hasta 70%

    Calzado de piel para hombre y mujer

    Hasta 70%

    Relojes de pulsera para hombre y mujer

    Hasta 70%

    Diseños exclusivos en bolsos de piel

    Las mejores marcas a los mejores precios

    Joyas y relojes para hombre y mujer

    Hasta 70%

    Deportivas, botas y zapatos para hombre

    Las mejores marcas a los mejores precios

    Relojes de pulsera al mejor precio

    Hasta 80%

    Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

    Hasta 80%

    Una concentración congregó en la tarde de ayer en la plaza del Liceo a un centenar de personas en defensa de los refugiados y en contra de la situación a la que se les somete en el día a día desde hace ya varios meses. Como acto simbólico, la concentración se celebró en torno a una decenas de pares zapatos. Con este acto, organizado la Asamblea de Apoyo a Personas Migrantes de Salamanca, se pretendía sensibilizar a los diferentes países, con motivo de la Asamblea General de las Naciones Unidas, respecto a los actuales movimientos migratorios.

    Así, los miembros de esta asamblea persiguen visibilizar «la situación precaria que sufren estas personas y reivindicar que en la Cumbre de la ONU los países se comprometan a asumir sus obligaciones en materia de derechos humanos, dando respuesta a las personas migrantes y refugiadas».

    En este mismo sentido, Fernando de Castro, miembro de la Asamblea de Apoyo a Personas Migrantes de Salamanca, explicó a Efe que han querido «llamar la atención a un problema que en los últimos meses ha desaparecido de los focos y de los medios de comunicación».

    Esta asamblea se erigió, en palabras de Fernando de Castro, en la «voz que los migrantes no tienen» y, de esta manera, ha insistido en reclamar «pasajes seguros, legales, un acogimiento lógico y legal, y un cumplimiento de la legislación internacional». Del mismo modo, De Castro calificó de «vergonzosa» y «bochornosa» la postura del Gobierno español, que «el pasado año aprobó que iba a realojar a 18.000 personas y todavía no lo ha hecho».

    Esta concentración se ha hizo coincidir ayer con la reunión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que concluye hoy con el objetivo de analizar los grandes desplazamientos de personas refugiadas y migrantes.

    Por ello, se ha querido lanzar esta campaña, bajo el lema ‘En pie por los refugiados’, en el que los asistentes a la concentración, en la Plaza del Liceo de la capital, formaron con los zapatos que han llevado «un camino representando a las personas desplazadas de sus países».

    Mientras, Turquía, el país que alberga el mayor número de refugiados en todo el mundo, pidió ayer en la ONU una estrategia mundial «urgente» para hacer frente a ese problema y advirtió de que ningún país es inmune a sus consecuencias. Turquía, según datos de Acnur, se ha convertido en refugio para 2,5 millones de personas (del total de 15,1 millones).