El Norte de Castilla

Sorihuela encara el final de sus fiestas disfrutando de los juegos hinchables

    Algunos jóvenes hacen cola frente al hinchable, esperando su turno.
    Algunos jóvenes hacen cola frente al hinchable, esperando su turno. / Elena Gómez
    • Grandes y pequeños se entretuvieron en una animada tarde en la que también se contó con un tren turístico que recorrió las calles del municipio

    Las fiestas en honor al Santísimo Cristo de Valvanera ya tocan a su fin en Sorihuela, donde ayer los vecinos disfrutaron de una animada tarde de juegos hinchables que hizo las delicias, sobre todo de los más pequeños.

    Sin embargo no solo fueron los niños y niñas los que pudieron disfrutar del gran castillo hinchable situado en la plaza que está entre la iglesia y la carretera que atraviesa el pueblo, sino que también los jóvenes se animaron a acercarse. Por su parte, los padres, tíos y abuelos se arremolinaban en los alrededores del juego para ver a sus hijos saltar y reír, aprovechando para compartir un rato de charla con los vecinos del pueblo, alguno de los cuales ya se marchará este fin de semana para sus respectivos lugares de residencia y de trabajo, marcando así el final de las vacaciones.

    De lo que sí disfrutaron grandes y pequeños activamente fue del tren turístico que, como es habitual en este día dedicado al juego, recorrió las calles de la localidad, paseando a vecinos y visitantes que hacían cola para montarse en familia, compartiendo el vagón varias generaciones juntas, o también con grupos de amigos.

    Además de los hinchables y el tren turístico, los vecinos también pudieron participar en la tarde de ayer de dos competiciones de cartas:la de mus y, seguidamente, la de cinco y caballo.

    Por su parte, el grupo V de Verbena fue el encargado de poner el broche de oro, en cuanto a música se refiere, tanto a la jornada como a estas fiestas, que anoche vivieron su última verbena de este año.

    Y es que, aunque la actividad continuará hoy, último día de fiestas en el programa preparado por parte del Consistorio, volverán a ser los juegos de cartas –en esta ocasión de tute y de chinchón– los que entretendrán la sobremesa a los vecinos mientras que, a partir de las 20:00 horas, en la Casa de Cultura, todo aquel que quiera podrá participar en una divertida partida de bingo cuya recaudación irá destinada a financiar las fiestas de este año.

    Tras el bingo, y para dejar el mejor sabor de boca a estos festejos, habrá chocolate con roscón para todos aquellos que lo deseen.