El Norte de Castilla

San Esteban de la Sierra despide las fiestas del Cristo por todo lo alto

    En primer plano, la junta directiva de la Peña El Cristo y el alcalde.
    En primer plano, la junta directiva de la Peña El Cristo y el alcalde. / M. J. Gutiérrez
    • Comida popular a base de patatas meneás, encierro taurino, tobogán acuático y actuación llenan la jornada

    Una semana completa es lo que han durado este año las fiestas del Cristo en San Esteban de la Sierra, ya que si daban comienzo el pasado sábado con el 25 aniversario de una peña, ayer se despedían por todo lo alto. Y es que este año se ha alargado la programación hasta el fin de semana contando ayer con una serie de actividades que hicieron las delicias de grandes y pequeños.

    La junta directiva de la Peña El Cristo, organizadora de estas celebraciones, quiso que las fiestas se despidieran con un buen sabor de boca y organizó una comida popular en la Plaza Mayor a base de patatas meneás y torreznos, que contó con más de 400 comensales, que llenaron el ágora para iniciar de esa forma una jornada que tuvo poco tiempo para el descanso. Y es que sin apenas haber recogido las mesas llegó una de las sorpresas de la jornada y que nadie se esperaba, un encierro taurino con dos astados de gran tamaño que hicieron correr no sólo a los niños, sino a todos los adultos, puesto que los novillos no entendían de edades y se iban contra todo aquello que se moviera, entrando incluso en algún establecimiento público. Algo que hizo reír y correr a más de uno.

    Acabado el encierro llegó el momento del tobogán acuático que, debido a las bajas temperaturas de la mañana, parecía que no iba a tener muchos adeptos; pero todo lo contrario, los miembros de la junta directiva de la Peña El Cristo dieron ejemplo y fueron ellos quienes inauguraron la atracción, tirándose uno a uno de los seis que la forman para después dar paso a niños y mayores; todos de forma aleatoria se fueron deslizando, algunos vestidos con bañador, pero la mayoría de ellos con la propia ropa que llevaban en ese momento; las más jovencitas decidieron quitarse las camisetas y tirarse en ropa interior.

    Esta atracción, que ha hecho furor este verano en toda la provincia sobre todo los días de mucho calor, atrajo también a todos los vecinos de San Esteban de la Sierra que se pusieron en torno al tobogán para ver cómo se tiraban niños, jóvenes y mayores, acabando más de uno totalmente empapados, puesto que al caer a la balsa de agua salpicaban o bien había algunos que decidían mojar a todos los que estaban mirando.

    Calados y bien calados acabaron algunos, que tuvieron que irse a cambiar antes de seguir la fiesta con la actuación de copla a cargo de Emilio ‘El Serrano’ quien con sus canciones puso el broche de oro a las fiestas del Cristo 2016.