El Norte de Castilla

Los repetidores de curso superan la media nacional con porcentajes de hasta el 13%

    Varios escolares, portando mochilas y acompañados por sus padres, entran en su colegio para asistir a las clases.
    Varios escolares, portando mochilas y acompañados por sus padres, entran en su colegio para asistir a las clases. / Word
    • El primer curso de laESO arroja la peor cifra y la más baja se localiza en cuarto de Primaria

    Suspender asignaturas durante los trimestres del curso constituye siempre una muy seria advertencia para los alumnos que se tropiezan diariamente con palpables dificultades en su discurrir diario en las aulas y no son capaces de superar las asignaturas. Pero si la sucesión de insuficientes y bajas calificaciones desemboca en la temida repetición de un curso entero, la desilusión acaba transformándose en una profunda decepción y frustración para las familias afectadas, en ocasiones con tintes que rozan incluso lo dramático.

    El nuevo curso escolar 2016-2017 comenzó el pasado lunes y la proliferación de reválidas que conlleva la aplicación de la controvertida Lomce ha reabierto el eterno debate educativo sobre la repetición de los cursos. Precisamente, el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes ha hecho público recientemente un nuevo informe sobre el sistema estatal de indicadores de educación.En el extenso y jugoso estudio se dedica un apartado especial, desde el punto de vista meramente estadístico pero acompañado de relevantes conclusiones, al fenómeno de los alumnos repetidores. Ytambién lo complementa con datos específicos relativos a las diferentes comunidades, quedando patentes diferencias especialmente llamativas dependiendo de cada región analizada.

    En el caso específico de la provincia de Salamanca, del mencionado informe se desprende que los escolares de los colegios y los alumnos de los institutos salmantinos, y por extensión todos los de Castilla y León, repiten, en términos globales, más que la media nacional. Hay que tener en cuenta que, en virtud de la estructura educativa actual y conforme a la legislación vigente, el alumno repetidor se localiza en los cursos segundo, cuarto y sexto de Educación Primaria, y para cada uno de los cursos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO).

    Los guarismos del dossier ministerial resultan elocuentes, ya que de los siete cursos analizados (tres de Primaria y cuatro de Secundaria), en seis de ellos los porcentajes salmantinos y castellano y leoneses superan con nitidez a la media nacional. En el segundo curso de Primaria, por ejemplo, el porcentaje salmantino alcanza un 5,8% de alumnos repetidores, cuando en el conjunto nacional son el 4,5%.

    Similar tendencia

    Respecto a cuarto de Primaria, sucede otro tanto, con una media nacional de escolares repetidores del 3,9%frente a la realidad salmantina, que arroja un 5,3%. Yen el sexto curso de Primaria, donde se decide si el chico o la chica cuenta con los conocimientos suficientes para poder acceder a la ESO, los alumnos salmantinos repetidores suman un 6,3%, nada más y nada menos que dos puntos por encima de la media nacional (4,3%).

    La radiografía trazada por el Ministerio de Educación se despacha, en el caso de la ESO, con tendencias similares en relación a Salamanca y a Castilla yLeón, salvo con algunas reconfortantes excepciones.Por ejemplo, así sucede en el cuarto curso de la ESO, donde el índice de estudiantes repetidores se sitúa en un aliviante 7,9%, por debajo de la media nacional, que se coloca en el 9,5%.

    En cambio, en otros cursos de la Educación Secundaria Obligatoria los indicadores regresan a los derroteros anteriores, aupándose Salamanca por encima de los guarismos nacionales. En primero de ESO los estudiantes salmantinos repetidores son el 13,6%, mientras en el conjunto del Estado se detecta un porcentaje global del 12,5%. Sin embargo, en segundo de la ESO la provincia solo evidencia un 9,5% de repetidores, frente al 11,1% nacional.Finalmente, en el tercer curso de esta etapa educativa, los alumnos salmantinos repetidores encarnan un 11,6%, tímidamente por encima del 11,3% nacional. En los siete cursos analizados hay rasgos comunes que coinciden con el resto del país, dado que se contabilizan más repetidores en los chicos en comparación con las chicas y también hay más repetidores en los centros públicos respecto a los de titularidad privada.

    Tendencias

    En el bloque de las grandes conclusiones del informe ministerial , se vislumbra con claridad que el mayor volumen de repetidores se computa en el primer curso de la ESO. En EducaciónPrimaria, la mayoría de las comunidades autónomas siguen la referencia general, de ser el primer ciclo el que tiene mayores porcentajes de alumnado repetidor. Ceuta y Aragón presentan para los tres ciclos los porcentajes más elevados de repetidores. En cambio, los más bajos en los tres ciclos se dan en Cataluña.

    En relación a la ESO, los especialistas ministeriales subrayan que Andalucía, Castilla La Mancha y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla son las que ofrecen los mayores volúmenes de repetidores en casi todos los cursos. Además, en la práctica totalidad de las regiones se palpa que es el cuarto curso donde hay menos fracaso escolar. Cataluña y el País Vasco sobresalen por ser los que menos repetidores tienen, en términos globales, en el conjunto de la Educación Secundaria Obligatoria.

    Al igual que ocurre en Educación Primaria, en la ESO el porcentaje de repetición masculino es superior al femenino en la práctica totalidad de las comunidades autónomas y para todos los cursos. La comparativa de los últimos años enfatiza que se han producido un descenso generalizado de los repetidores en todos los cursos de la educación obligatoria en España, concretamente desde el periodo escolar 2008-2009.