El Norte de Castilla

Miróbriga suma tres expedientes de restauración de la legalidad

    Vista general de la Carretera de Portugal, a la derecha se ubica la zona de Las Picadas.
    Vista general de la Carretera de Portugal, a la derecha se ubica la zona de Las Picadas. / S. G.
    • Esa es la cifra en lo que va de legislatura y ayer se dio cuenta de dos propietarios que ya han aceptado volver a la situación original

    Por la comisión de Obras y Urbanismo del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo celebrada ayer, pasaron dos nuevos expedientes de restauración de la legalidad urbanística que hacen que ya sean tres a los que se han dado curso a lo largo de esta legislatura.

    En concreto, los propietarios de una vivienda construida en suelo rústico común en la zona de la Avenida de Béjar y otros segundos dueños, de otra vivienda en la zona conocida como Las Picadas, cuyas obras no son acordes al proyecto de ejecución, tendrán que efectuar los derribos correspondientes para «devolver la edificación al estado original», informaron fuentes del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo.

    Estos propietarios presentaron las alegaciones correspondientes pero después de haber sido rechazadas las mismas, «han solicitado licencia para restaurar la legalidad», es decir, serán ellos mismos los que derriben todo aquello que no se ajusta al planteamiento urbanístico de la localidad.

    De este modo, el segundo y tercer expediente de restauración de la legalidad de esta legislatura «se han culminado», informaron, ya que el primero de ellos ya se cerró hace algún tiempo.

    Fuentes municipales también criticaron que lo largo de los años «se ha sido bastante discreto en el cumplimiento de la normativa porque estos tres expedientes no es algo nuevo y el Ayuntamiento estará vigilante de la legalidad».

    Modificación

    Pero estas nuevas situaciones, nada tienen que ver con otras ya iniciadas y que fueron motivo de polémica en su momento.

    En la actualidad, CiudadRodrigo sigue adelante con la modificación del Plan General de Urbanismo, «un procedimiento muy complejo», manifiestan desde el Ayuntamiento, y sobre el que tiene que pronunciarse la Junta de Castilla y León.

    En el proyecto inicial para la modificación de ese plan se incluyen 39 unidades de actuación, que no quiere decir que sean varias viviendas ya que en cada unidad se suman varias edificaciones.

    Las situaciones son diversas y entrarían las viviendas construidas fuera de planeamiento, aquellas que están pendientes de ejecutar las órdenes y otras que no tienen todavía una resolución. De momento, existe una aprobación inicial a ese plan pero el proceso es lento.