El Norte de Castilla

El Gobierno local ignora el Pacto por la Vivienda aprobado en febrero

    Varios bloques de viviendas en la capital salmantina.
    Varios bloques de viviendas en la capital salmantina. / Word
    • El Grupo Municipal Socialista denuncia que ninguna de las medidas recogidas en este documento se ha puesto en marcha

    El Grupo Municipal Socialista solicitó ayer explicaciones, en la sesión de la Comisión de Fomento celebrada en el Consistorio salmantino, sobre las razones que han motivado que el equipo de Gobierno no haya puesto en marcha, aseguran desde el PSOE, ni una sola de las medidas acordadas en el Pacto municipal por la Vivienda de la ciudad de Salamanca, valorado como muy positivo por todas las fuerzas políticas y que, a día de hoy, remarcan, «más de siete meses después de ser acordado, permanece olvidado en algún cajón en la alcaldía del Consistorio».

    El PSOE recordó que este pacto se aprobó el pasado mes de febrero, con el contenido de «una iniciativa presentada por el Grupo Municipal Socialista en octubre de 2015», y con intención de «dar respuesta a una demanda social muy presente en la ciudadanía y solucionar el problema de acceso a la vivienda en Salamanca, principalmente en personas, familias y colectivos con escasos recursos o en situación de dificultad».

    Los concejales socialistas consideran urgente poner en marcha este Pacto por la Vivienda, cuyo plazo de ejecución según lo acordado era de un año, y que tras varios meses de negociación iba a servir para poner en el centro de la gestión municipal el problema del acceso de los ciudadanos a la vivienda y para cambiar las políticas en este sentido adaptándolas a las necesidades.

    Un pacto que incluye decisiones que facilitan el alquiler social, que ponen a disposición de los que la necesiten todas las viviendas públicas de las administraciones para este fin, el alquiler social, y donde se establecen las bases para demandar a las entidades financieras y también al famoso banco malo que en la medida de lo posible las viviendas que a día de hoy estén desocupadas se pongan a disposición de las personas que peor lo están pasando. Medidas todas ellas que, a juicio de los socialistas, no pueden esperar más, y requieren una puesta en marcha inmediata.

    Algunas de las propuestas incluidas en el documento hacían referencia a la publicación en la web municipal de los datos referidos al número de viviendas de propiedad pública municipal, así como el régimen actual de uso en el que se encuentran.

    Asimismo, el pacto obligaba al Ayuntamiento a que requiriera a otras Administraciones Públicas que pusieran a disposición las viviendas de su titularidad, situadas en la ciudad, y a mediar también con la SAREB (Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria) para conoer el número de viviendas vacías disponibles en la ciudad de Salamanca dentro de su cartera de activos, así como mediar con la citada Sociedad para su puesta a disposición y que fueran destinadas al alquiler social. Y para ese fin, tendrían que ir también destinadas al menos el 20% de las viviendas de las promociones finalizadas y no adjudicadas del Patronato Municipal.