El Norte de Castilla

La colocación del castillo marca el inicio de las fiestas de San Esteban de la Sierra

    Un buen número de jóvenes y hombres colocando el castillo en la plaza de la Iglesia.
    Un buen número de jóvenes y hombres colocando el castillo en la plaza de la Iglesia. / M. J. Gutiérrez
    • Tras varias jornadas con una serie de actividades previas, en el día de ayer comenzaron de forma oficial las celebraciones en honor del Cristo

    Aunque desde el pasado sábado, día 10, los vecinos de San Esteban de la Sierra llevan disfrutando de una serie de actividades incluidas en la programación de las fiestas del Cristo, celebrando en la noche del pasado lunes la reunión de peñas y de vecinos y la cena de confraternidad en la Plaza seguida de baile y karaoke, no fue hasta ayer cuando se iniciaron de forma oficial estos festejos que tienen en las jornadas del 13, 14 y 15 de septiembre sus actos claves.

    Así, y aunque la mañana amaneció lluviosa y daba la sensación de que iba a aguar la fiesta, por la tarde tuvo lugar uno de los actos claves de estas fiestas, que marca el inicio de las mismas, como es la corta y colocación del castillo, un castaño que ya había sido marcado por la junta directiva de la Peña El Cristo -organizadora de las fiestas- y que los jóvenes se encargaron de cortar y trasladar hasta la plaza de la Iglesia, donde le estaban esperando los vecinos para, unos ayudar y otros ver, su colocación en el centro. Un proceso que requiere de un buen número de personas, ya que mientras que unos se encargan de subirlo ayudados por una escalera y otros por el tronco, otro grupo de hombres y jóvenes se dedican a tensar las cuerdas que lo sujetarán y atarlas de forma segura, de forma que el castillo quede totalmente recto y bien atado para que no suponga un peligro para las viviendas vecinas.

    Tras su colocación y el aplauso de todos los congregados en esta plaza por haberlo colocado bien y de forma rápida, comenzó el concurso de repique de campanas, tocándose de esta forma a vísperas.

    Posteriormente, la charanga de la Peña La Garrocha animó el ambiente hasta que dio comienzo la merienda de confraternidad de los socios de la Peña El Cristo, para coger fuerzas para, quizás, una de las noches más largas y sin descanso; y es que poco después llegó el momento de prepararse para a las diez de la noche salir a recoger a la reina 2015 y a las jóvenes que pocos minutos después serían la reina y la dama de este año.

    Al cierre de esta edición, daba comienzo el acto de coronación de la reina, Yaiza Hernández Cebellín, que estaba acompañada por Inés Martín Boscarino como dama de honor; en el que también tuvo lugar el pregón de fiestas a cargo de Patricia Mateos Martín, más conocida como ‘Kiri’. Una vez inauguradas las fiestas llegó el momento de trasladarse todos hasta la plaza de la Iglesia para llevar a cabo la quema del castillo colocado por la tarde, con la que se simboliza la quema de todos los malos augurios del año anterior.