El Norte de Castilla

La vuelta al cole se encarece otro 1,2% y ronda los 700 euros en centros públicos

Los babis de Infantil suelen oscilar entre los 12-15 euros, pero algunos alcanzan los 25.
Los babis de Infantil suelen oscilar entre los 12-15 euros, pero algunos alcanzan los 25. / Villamil
  • Los uniformes y los libros de texto se llevan la mayor parte del presupuesto de las familias

Septiembre tiene olor a libros nuevos. Seguramente esta sea una de las respuestas que les darán muchos estudiantes si les preguntan por el inicio del curso. Si recurren, sin embargo, a sus padres, probablemente para ellos llegue con el sonido de una caja registradora. Y es que, lejos de la ilusión de encontrar a viejos y nuevos compañeros, el coste de libros de texto, uniformes y material escolar empaña, en numerosos hogares, los días que siguen a agosto.

Según las estimaciones de la Unión de Consumidores de Castilla y León (UCE), las familias castellanas y leonesas incrementarán su gasto, de media, un 1,2% con respecto al curso anterior. Un importe que variará, sobre todo, dependiendo del tipo de centro escolar escogido. En los colegios privados, el desembolso medio ascenderá hasta los 1.943 euros; en los concertados, alcanzará los 1.216; y en los públicos, asumirá 699.

La mayor partida en el caso de los privados y concertados es la reservada al uniforme. En el primer tipo de centros, supone el 17% del total (con 325 euros de media) y, en el segundo, un 26% (con 310). Aunque en los colegios públicos el vestuario suele ser libre, esto no tiene por qué suponer un ahorro. La UCE calcula que las prendas de marcas conocidas, demandadas por muchos pequeños, pueden doblar el gasto de las menos populares. Por eso recomiendan, por ejemplo, reutilizar las mochilas y, a la hora de adquirirlas nuevas, optar por las de marca blanca, con las que podrían ahorrar entre un 20 y un 30%.

Los libros de texto también representan un buen pico. De media (ya que, conforme aumenta el nivel de estudios, se incrementa el importe), suponen un montante de 254 euros. El informe de la agrupación indica que «la mayor subida se ha producido en Educación Primaria y Secundaria, siendo más baja en Bachillerato y prácticamente nula en Educación Infantil». El material escolar, por su parte, es parejo en los tres tipos de centros, discurriendo entre los 105 euros de los públicos y los 129 de los concertados.

El comedor encarece la vuelta a la rutina: supone una media de 143 euros en los colegios públicos, 158 en los concertados y 168 en los privados. El transporte escolar, gratuito en los primeros, supone 116 euros a los usuarios de concertados y 130 a los que estudian en privados.

Como en casi todo, en el retorno a las clases también hay trucos. Uno de los más extendidos es ya una constante en muchos hogares: la previsión. Según un estudio realizado por la empresa Privalia, 8 de cada 10 familias opinan que es el «ingrediente estrella» de esta época. El 56,4% de los hogares afirma realizar las compras de cara al nuevo curso con un mes o más de antelación, mientras que un más tímido 18,4% confiesa dejarlo para la semana anterior. El ahorro no es el único motivo que los encuestados alegan a favor de las compras anticipadas; la tranquilidad y la mayor variedad de productos también subyacen en esta práctica.

El material escolar de los alumnos de preescolar está impregnado de los personajes de ‘La patrulla canina’ y ‘Frozen’ (aunque esta última con menos fuerza que en cursos pasados). En lo que respecta a los niños de Primaria, los reyes son ‘Blaze and the monster machines’, ‘Los Vengadores’, ‘Spiderman’ y ‘Soy Luna’. Los diseños de Totto también tienen éxito.

Si la compra presencial tiene unos puntos fuertes, las operaciones en línea tienen otros. La Red se confirma como una tendencia en alza. Según los datos de Privalia, un 39% de los compradores invertirán entre 50 y 100 euros por hijo. Por su parte, un 30% tiene previsto superar el umbral de los 100 euros.

Una segunda oportunidad

Las tiendas ‘online’ tienen otra ventaja: la facilidad para encontrar productos de segunda mano o para vender aquellos a los que ya no se les va a dar uso. Una segunda oportunidad que, en páginas como Amazon o Google Play Books, adquiere otra forma: el alquiler. La opción de arrendar los libros de texto es, todavía, novel en el entorno regional, pero podría suponer una notable reducción del gasto.

En esta línea, una alternativa más conocida es el programa Releo, de la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León. Consiste en un banco de libros de texto y material curricular para el uso por parte del alumnado mediante el sistema de préstamo y reutilización. La convocatoria de este año ya se ha cerrado, pero animar a los centros educativos a participar puede ser una buena opción a tener en cuenta de cara a próximos ejercicios.

Otra oportunidad de abaratar la adquisición de los libros de texto o del material escolar viene de la mano de las becas y subvenciones públicas. El Ayuntamiento de Salamanca convocó meses atrás, concretamente el pasado 4 de julio, una línea propia de ayudas para la adquisición de material escolar, destinadas al alumnado del segundo ciclo de Educación Infantil, Primaria y Secundaria para el curso 2016-2017. El plazo para la presentación de solicitudes por parte de todas las familias que aspiran a beneficiarse de estas ayudas se abrió el 5 de julio y permanecerá abierto hasta el próximo 30 de septiembre.

Por otro lado, la Consejería de Educación de la Junta de Castilla yLeón ha incorporado sustanciales novedades en la convocatoria de ayudas públicas para la adquisición de libros de texto con vistas al curso que está a punto de empezar. El departamento que dirige el consejero FernandoRey resolvió el pasado mes de junio la convocatoria y durante estos días, concretamente hasta el próximo viernes, los padres que hayan obtenido la ayuda económica deberán presentar en las secretarías de los centros educativos las facturas que acrediten la compra de los diferentes libros de texto de sus hijos. Este trámite resulta obligado con vistas al cobro de la ayuda, que se formalizará en diciembre.

En la orden del pasado 16 de junio, la Consejería de Educación acordaba conceder 36.385 ayudas para financiar la adquisición de libros de texto para el alumnado que curse EducaciónPrimaria yEducación Secundaria obligatoria en centros docentes de Castilla y León durante el curso venidero, todo ello por un importe total de 9.588.570 euros. Las ayudas han quedado distribuidas en dos apartados diferentes. Unas ascienden a 240 euros por alumno en el nivel de Educación Primaria, mientras que las otras se cuantifican en 310 euros por estudiante que curse EducaciónSecundaria Obligatoria. Respecto al primer bloque, han sido resultas favorablemente un total de 24.154 solicitudes, mientras que en el segundo caso, el número de beneficiarios se eleva a los 12.231. En cambio, se han desestimado 24.584 solicitudes por diferentes motivos.

Las principales causas de denegación fueron que las familias superaban el umbral de renta, en 33.504 casos, y que los alumnos no cursaban los estudios recogidos en la convocatoria, en 320 situaciones, mientras que el resto de las solicitudes fueron desistidas o presentadas fuera de plazo.

Por etapas educativas, a los escolares de Educación Primaria se les asignaron 24.154 becas (el 66%), que suponen un total de 5.796.960 euros, y a los alumnos de ESO 12.231, por un importe de 3.791.610 euros, es decir, el 34%.