El Norte de Castilla

La estabilidad de la renta agraria marca la tendencia positiva en un sector básico

    La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, junto a la consejera delegada de EspañaDuero, Luisa Lombardero y la diputada provincial de Economía, Chabela de la Torre.
    La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, junto a la consejera delegada de EspañaDuero, Luisa Lombardero y la diputada provincial de Economía, Chabela de la Torre. / Efe
    • El informe de EspañaDuero destaca el crecimiento de la producción y de los precios

    Si el campo va bien, Castilla y León también. Básicamente ese es el mensaje que quiseron lanzar ayer tanto la la consejera delegada de EspañaDuero, María Luisa Lombardero, y la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, durante la presentación del informe ‘El sector agrario en Castilla y León’, elaborado por al entidad bancaría para analizar la evolución de un sector básico en la economía de la comunidad autónoma.

    EspañaDuero dio a conocer, en el marco de la Feria Salamaq 2016 la segunda edición de su informe, que recoge una tendencia positiva como lo refleja el hecho de que la producción agraria (tanto animal y vegetal) haya alcanzado los 5.064,4 millones de euros en 2015, el 11,6% de la producción nacional y un 2,6% más. Estos datos han permitido que la renta agraria se mantenga estable, especialmente por el incremento de las producciones vegetales.

    Según la consejera delegada de la entidad bancaria, María Luisa Lombardero, el último año ha sido «mejor» que 2014 puesto que la evolución de los precios» se vio «compensada» por el aumento de la producción de las explotaciones.

    María Luisa Lombardero explicó que la elaboración y publicación de este nuevo informe se enmarca dentro de «la política de apoyo» de EspañaDuero al sector agrario y a la industria agroalimentaria de Castilla y León, que son pilares estratégicos de la estructura económica de la región. En conjunto, estas actividades aportan algo más del ocho por ciento del VAB regional y en torno al once por ciento del empleo.

    También recordó que EspañaDuero es una entidad muy vinculada a Castilla y León, donde se encuentra el grueso de su oficinas, muchas de ellas en municipios de menos de 1.000 habitantes y por correspondencia, al sector agroganadero, «por lo que si el sector va bien, es bueno para la comunidad y bueno para nuestra entidad».

    Por su parte, la consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, remarcó que este estudio, «marca una tendencia positiva», y agradeció a EspañaDuero su realización porque sirve como herramienta para «conocer la realidad» y «orientar las políticas»

    Marcos insistió en que la producción agraria se ha incrementado un 2,6% respecto al anterior dato y que el incremento del Valor Añadido Bruto (VAB) se había en el 3, 2%, además de una evolución en el empleo positiva en un 7%.

    Asimismo,la consejera reconoció otros ámbitos en los que la Junta tiene que «seguir insistiendo» como es el de la introducción de la mujer en el sector o el de facilitar «nuevas líneas de comercialización» para los profesionales del campo, aspectoen el que destacó el papel de Tierra de Sabor, en cuyo estand en la feria Salamaq 2016 había mantenido previamente un encuentro con representantes del sector y de los medios de comunicación.

    Las cifras

    Según las estimaciones del trabajo, el valor de la producción agraria (animal y vegetal) ha alcanzado los 5.064,4 millones de euros en 2015, el 11,6% de la producción nacional.

    La actividad ganadera ha representado en 2015 un 50,8% del valor de la producción agraria (vegetal y animal), así como el 16,1%de la producción animal en España. En concreto, el valor de la producción animal ha alcanzado los 2.570,4 millones de euros, lo que supone un descenso del tres por ciento respecto a 2014, debido a la caída en los precios (-5,2%), que ha afectado, sobre todo, al ganado vivo porcino y bovino, así como a la leche.

    Sin embargo, «la producción ha aumentado un 2,3 por ciento en términos reales, aumento ligado, en gran medida, al incremento en los censos ganaderos porcino, bovino y caprino», explicaron los redactores del informe.

    Por su parte, el valor de la producción vegetal ha alcanzado en 2015 los 2.494 millones de euros, un 9,2% superior al de 2014, lo que representa alrededor del 9,6 por ciento de la producción nacional. Este crecimiento se ha debido «especialmente» al aumento de los precios (7,6%), aunque también han crecido las producciones (1,5 %).

    Los cereales aportan casi la mitad de este valor, y junto a plantas forrajeras y plantas industriales representan en torno al 80 por ciento de la producción agrícola regional. E l incremento en los precios ha sido generalizado por cultivos, y especialmente «acusado» en el caso de la patata, en tanto que los aumentos de las principales producciones de la región (cereales, plantas forrajeras y plantas industriales) han contrarrestado los descensos en hortalizas, patata, frutas y vino..

    Por lo que respecta a la renta agraria de Castilla y León se ha mantenido prácticamente estable en 2015 (-0,2%), según las estimaciones, tras registrar un descenso superior al 20% 2014, al situarse en 1.705,6 millones de euros. Si se tiene en cuenta que el número de ocupados del sector agrario ha crecido un 4,3%, la renta agraria por ocupado habría disminuido un 4,3, hasta situarse en 25.324 euros.

    La renta aumentó en Salamanca, Ávila, León y Valladolid, con tasas que oscilan entre el nueve por ciento de la primera y el 22,8% de la última, debido principalmente al fuerte incremento en el valor de la producción vegetal. Por el contrario, se produjeron descensos en Palencia, Zamora, Segovia, Soria y Burgos, entre el –0,2 % de la provincia palentina y las disminuciones superiores al 20% de Soria y Burgos.

    Agroalimentación

    Por ramas productivas, la industria cárnica fue la actividad con mayor peso sobre la agroindustria regional, con el 27,8% de las ventas del sector agroalimentario y el 30% del empleo. También se aprecia una importante aportación de las industrias lácteas (15,4% del total de ventas del sector), de los productos de alimentación animal (14,4) y de la rama de pan, pastelería y pastas alimenticias (11,6).

    Asimismo, según el estudio, en 2015 se registró «un notable aumento» del superávit de la balanza comercial (705,8 millones de euros), debido al aumento más acusado de las exportaciones de productos agroalimentarios que de las importaciones (16,1 y 3,3 respectivamente). El valor exportado por la región ha alcanzado los 1.687,7 millones de euros, lo que supone el 11,3% de las exportaciones totales.