El Norte de Castilla

La Virgen de la Vega abre las ferias rodeada de flores y devoción charra

    fotogalería

    Miembros del Traje Charro cruzan el puente Romano portando la imagen . / C. H.

    • La comitiva aguantó estoicamente el intenso calor, y cientos de personas contemplaron la imagen durante el desfile hasta la Catedral

    No era ayer precisamente el día más apropiado para enfundarse en las galas del traje tradicional charro. Los casi 40 grados que ‘acariciaron’ la Península Ibérica se dejaron sentir con ganas en la 28ª edición de la Ofrenda Floral en honor a Santa María de la Vega, que partió a las 19:00 horas desde la iglesia nueva del Arrabal. La asociación salmantina del Traje Charro organizó un año más este tradicional encuentro de la ciudad con su patrona, y sus integrantes no desfallecieron pese al fuerte calor, que combatieron con agua, abanicos y sonrisas. El verano salmantino tiene estos vaivenes: o frío, como prácticamente hizo el año pasado, o calor sahariano, que es lo que tocó ayer.

    Aun así, cientos de personas contemplaron el paso del desfile de tradición y sentimientos hasta la Catedral. Y como sucediera el año pasado, dos imágenes de la patrona compartieron protagonismo en la ofrenda: en la comitiva desde el Arrabal, la talla que pertenece a la fundación Rodríguez Fabrés, y ya en el atrio catedralicio, la talla original de la Virgen de la Vega, que, de modo usual, permanece en el altar de la Catedral Vieja.

    Así, mientras la primera de las imágenes cruzaba el río a través del Puente Romano, en la Catedral concluía la novena que se ha venido celebrando como acto previo al día de la festividad. El deán de la seo, Jesús Terradillos, predicó en esta última eucaristía, con la Misericordia como lema y objetivo. Al concluir, la talla original desfiló en procesión interior por la Catedral hasta salir al calor, ambiental y popular, de la plaza de Anaya acompañada por el vicario Florentino Gutiérrez y el resto de autoridades eclesiásticas. Allí tuvo lugar el encuentro con la comitiva de la ofrenda, que ya había pasado por las calles del centro histórico y por la Plaza Mayor, en la que participaron varios integrantes de la Corporación municipal, recién llegados desde la inauguración de la feria agropecuaria Salamaq.