El Norte de Castilla

Bomberos y vecinos evitan que el fuego llegue a las casas de Escurial de la Sierra

    Las llamas quedaron a escasos metros de las primeras viviendas de la localidad.
    Las llamas quedaron a escasos metros de las primeras viviendas de la localidad. / Efe
    • La Junta rebaja a nivel 1 el fuego al no apreciarse “riesgo” para las poblaciones cercanas

    Los medios aéreos y terrestres y la rápida colaboración vecinal han impedido hoy que un incendio llegara el casco urbano de la localidad de Escurial de la Sierra, en Salamanca.

    El fuego, que se desató minutos antes de las dos de la tarde, fue declarado de nivel 2 (en una escala de peligrosidad ascendente del 0 al 3) por la Junta de Castilla y León, debido a que las llamas estaban a pocos metros de las viviendas del casco urbano. Posteriormente fue rebajado a nivel 1.

    Un vecino de la localidad de Escurial de la Sierra, que fue el primero que alertó del fuego, ha explicado hoy a Efe que las llamas se iniciaron a unos 400 metros del pueblo, por causas que aún se desconocen, en la zona de San Mateo, motivo por el que las gentes del municipio tocaron las campanas para alertar a la población.

    La colaboración vecinal, junto con los medios terrestres y aéreos movilizados por la Junta de Castilla y León han posibilitado parar el incendio, que se ha quedado a las puertas del casco urbano.

    La peligrosidad era muy alta, ya que las primeras viviendas de Escurial de la Sierra, en la zona denominada El Tejar, están rodeadas de mucha masa arbolada.

    En este barrio se afanaron vecinos y bomberos, que lograron sofocar las llamas, a pesar de que a un agricultor del pueblo se le han calcinado varias toneladas de paquetes de paja.

    El fuego, según fuentes de Escurial de la Sierra, ha logrado cruzar la carretera que va de Tamames a Linares de Riofrío y avanza en dirección a Los Arévalos, aunque su intensidad ha disminuido.

    Para extinguir las llamas han sido movilizados 4 helicópteros, cuatro cuadrillas, seis camiones de bomberos, maquinaria pesada, dos técnicos y agentes de la Guardia Civil.