fotogalería

Ensayo en la fachada de la Usal con ‘Canula’. / ALMEIDA

El Festival de Luz y Vanguardias arranca para fusionar arte moderno y patrimonio

  • La ciudad alberga desde hoy una propuesta pionera que proyecta obras contemporáneas en los edificios históricos

La capital del Tormes aspira a abrir desde hoy y hasta este domingo una nueva y e innovadora brecha en el complejo universo del arte contemporáneo. La herramienta creadora de este anhelo es el Festival de Luz y Vanguardias, organizado por el Ayuntamiento de Salamanca en estrecha colaboración con Iberdrola. En realidad, esta propuesta artística se erige y vertebra en torno a la idea del arte sobre el arte, es decir, mediante la proyección de obras artísticas sobre edificios emblemáticos del conjunto patrimonial de la ciudad. Para ello, seis edificios históricos de la ciudad acogerán sobre sus fachadas una selección de obras de artistas jóvenes y consagrados, así como empresas nacionales y extranjeras, que proyectarán sus creaciones especialmente pensadas para las características arquitectónicas de los inmuebles elegidos.

Los edificios seleccionados para esta primera edición son la fachada del Ayuntamiento, la Casa de las Conchas, la Catedral Nueva, la fachada de la iglesia del Convento de San Esteban, la fachada del Edificio Histórico de la Universidad de Salamanca y el Colegio Arzobispo Fonseca.

Para amenizar el festival, se contará durante estos cuatro días con la singular presencia de una autómata, bautizada con el nombre de Vega, que informará a los visitantes sobre las actividades del espectáculo. Este robot humanoide de última generación será la encargada de dar la bienvenida e informar a los visitantes de las actividades que ofrece este pionero festival. Vega, que debe permanecer protegida de los efectos del sol, estará situada en la calle Toro y en la plaza de Los Bandos desde las 19:00 hasta las 24:00 horas.

La estructura del festival está integrada por tres secciones claramente diferenciadas. La primera consiste en un concurso abierto destinado a empresas y autores dedicados a realizar obras de arte con luz que se proyectarán sobre la fachada de la plaza Mayor. La segunda faceta es una exposición de trabajos de artistas nacionales y extranjeros reconocidos en otros cuatro espacios monumentales de la ciudad (Catedral Nueva, fachada del Edificio Histórico de la Universidad, Colegio Arzobispo Fonseca, convento de San Esteban) y la tercera la exhibición de obras realizadas por artistas jóvenes de las universidades salmantinas, concretamente de Comunicación Audiovisual y Bellas Artes, quienes proyectarán sus imágenes y creaciones sobre la fachada de la Casa de las Conchas.

Precisamente, la propuesta de utilizar la plataforma del evento cultural para dar visibilidad a la obra de jóvenes talentos estudiantiles ha contado con el apoyo del equipo rectoral de la Usal, siendo secundada por la decana de la Facultad de Bellas Artes, Soledad Farré, y el decano de la Facultad de Ciencias Sociales, José Manuel del Barrio Aliste. En este sentido, Alberto Mariñas, director del festival, declaró días atrás que «tan importante como traer a Salamanca cada año la obra de artistas internacionales de vanguardia es conseguir que el festival se convierta en una plataforma de proyección pública del talento joven presente en las universidades salmantinas». Además, Iberdrola y su presidente, Ignacio Sánchez Galán, apostaron claramente para que en el festival «tenga un papel protagonista la Universidad y los estudiantes de Salamanca». Iberdrola patrocina el acontecimiento que, en palabras de Ignacio Sánchez Galán , constituye un evento «pionero en España».

El festival está concebido como un acontecimiento festivo y cultural, que pretende dar un especial colorido y luz a la ciudad durante las proyecciones. Foráneos y locales podrán pasear por la misma y conocer las últimas tendencias mientras disfrutan de su historia y su patrimonio universal.

Comercio y hostelería

La expectación que ha generado el festival, desde su presentación hace más de dos meses, ha calado también en los diferentes círculos del tejido local. Buena prueba de ello es que un total de 51 comercios y 59 establecimientos hosteleros se han sumado a la celebración de esta primera edición, a través de un acuerdo con el Ayuntamiento que los convierte en establecimientos colaboradores. De esta forma, se ofrecerán diversas iniciativas desarrolladas por empresarios salmantinos, además de los actos previstos en la programación oficial. Entre estas acciones figura la iluminación de fachadas, la decoración de locales con luz y motivos artísticos o la elaboración de menús y ofertas especiales relacionadas con la temática del festival.