1.500 alumnos de los 6.000 del Seminario dan el paso al sacerdocio

Foto de familia tras la eucaristía celebrada ayer. /S.G.
Foto de familia tras la eucaristía celebrada ayer. / S.G.
CIUDAD RODRIGO

Ayer se conmemoró la apertura de la entidad y se presentó el programa del 250 aniversario que se celebrará en 2019

Silvia G. Rojo
SILVIA G. ROJOCIUDAD RODRIGO

Los responsables del Seminario San Cayetano de Ciudad Rodrigo quieren trabajar con tiempo y aprovechando la conmemoración de San Cayetano, en el día de ayer, dieron a conocer algunos de los actos que se desarrollarán en el año 2019 con motivo del 250 aniversario de la institución que inauguró su primer curso académico el 26 de noviembre de 1769.

El obispo, Raúl Berzosa, recordó, en primer lugar, que se trata de un centro «formativo y educativo» y con esa parte «especial» que es la vocacional.

Citó cuatro objetivos de cara a ese 250 aniversario que se resumen en poner en valor el Seminario dentro de la historia de Ciudad Rodrigo y a los más de 6.000 alumnos que han pasado desde allí y que según los archivos, 1.500 dieron el paso al sacerdocio.

El prelado añadió el interés en que «el Seminario siga teniendo el valor educativo integral y que no sea una isla dentro de un reducto sino que forma parte del conjunto social de Ciudad Rodrigo».

En ese sentido, el obispo se preguntó: «¿Qué sería de CiudadRodrigo sin el obispado?» y por extensión, sin su Seminario de San Cayetano.

Pero para lograr esas metas, el obispo de Ciudad Rodrigo ha dado indicaciones para que todo lo que se vaya a realizar sea «realista, muy eficaz, muy económico y de gran divulgación».

Todo ello, sin olvidar que en ese mismo 2019, el Ayuntamiento tampoco dejará pasar por alto los 75 años de la declaración de CiudadRodrigo como Conjunto Histórico Artístico por lo que el obispo adelantó que ambas efemérides «se van a complementar» y ha pedido al alcalde, Juan Tomás Muñoz, que partiendo de la independencia y sana colaboración entre instituciones, «esto es algo mixto que ataña a sociedad e Iglesia».

El rector del Seminario San Cayetano, Juan Carlos Sánchez, matizó que la parte principal de los actos previstos tendrá lugar entre ‘los San Cayetano’ de 2018 y 2019, pero a partir de ahora se abre un camino «para ir preparando, queremos preparar el terreno con actividades», señaló.

El sacerdote Anselmo Matilla se encargó de avanzar el desarrollo y estructura de unas jornadas y un simposio que tienen como finalidad «potenciar la historia del Seminario e investigar lo que ha sido» durante este tiempo.

De manera genérica, se ha buscado el título: ‘El Seminario de San Cayetano, Iglesia, Sociedad y Cultura’ y se contará con antiguos alumnos de la institución que han desarrollado diferentes facetas en su vida profesional.

De este modo, la primera de las jornadas se ha previsto para el mes de abril o de mayo del año que viene y se tocarán distintos aspectos. Así, la parte de la Iglesia estará representada por Nicolás Martín Matías; las Fuerzas Armadas, por Ángel Montero Calzada; y la Cultura por José Antonio Bartol y José Luis Herrero. Además, habrá una mesa redonda con José Sánchez, Generoso, José Luis Tapia y Antonio Sánchez Zamarreño.

La segunda de las jornadas previstas, son un total de tres, se ha programado en torno a esta fiesta de San Cayetano de 2018, y la última en mayo de 2019.

En lo que al simposio se refiere, tendrá cuatro días de duración y se quiere llevar a cabo la semana posterior a San Cayetano de 2019. Se han marcado como meta«escribir la historia del Seminario, qué es ahora y qué puede ser».

Pero esto no es todo, también a lo largo de este tiempo se quiere elaborar un documental, una serie de vídeos, organizar conciertos, exposiciones de objetos y documentos de la institución o una visita teatralizada a la Catedral.

Archivo

También ayer se dio a conocer la importante labor de digitalización que se está llevando a cabo en el archivo académico con un sistema informático ideado por Manuel Calderero y que ha contado con el impulso y análisis del sociólogo Javier Alonso Torrens.

Se valoró que el trabajo realizado supone un estudio «sociológico y histórico de la institución» y en los modelos que se mostraron como ejemplo se aprecia cómo se recogen los datos del alumno, el año en que cursó los estudios, el nombre de los padres, el pueblo de origen, si superó o no el curso, las asignaturas e, incluso, el precio de la matrícula y el plazo del pago.

Además, dentro de esta presentación que tuvo como escenario el salón Obispo Mazarrasa del Palacio Episcopal, el vicario general de la Diócesis, Tomás Muñoz, hizo un recorrido por las obras que durante los últimos meses se han llevado a cabo en el seminario, un edificio diseñado por Juan de Sagarvinaga.

La parte central de la actuación se ha ejecutado en los claustros y la obra se ha incluido dentro del convenio que mantienen la Diócesis de Ciudad Rodrigo y la Diputación de Salamanca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos