elnortedecastilla.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 11 / 30 || Mañana 13 / 30 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
EE UU, el segundo país con más población hispana

EL 17% de la población

EE UU, el segundo país con más población hispana

El peso político, cultural y económico de lo latino no deja de crecer y su papel en las elecciones presidenciales resulta crucial

07.12.13 - 08:01 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
EE UU, el segundo país con más población hispana
El presidente Obama durante un acto de campaña en la Universidad de Miami./ Reuters

Estados Unidos es ya el segundo país con más habitantes hispanos del mundo con 53 millones (17% de la población), detrás de México (120 millones). España es la cuarta (47,27 millones), superada también por Colombia (47,7). Según la última actualización realizada por la oficina del censo estadounidense, los hispanos, que ya se convirtieron en 2002 en la mayor minoría del país, superarán los 128 millones en 2060 con un crecimiento medio de un millón por año.

Este crecimiento demográfico ya se ha traducido en un importante peso político que se ha hecho más evidente en cada elección presidencial, pero es en el terreno social y cultural donde es más visible su huella. El sentido despectivo o peyorativo hacia lo latino ha ido cambiando a gran velocidad. Uno de los aspectos que más pueden haber influido en este cambio de valoración ha sido el triunfo de artistas hispanos en el mundo del espectáculo. Jennifer López, Marc Anthony, Ricky Martin, Eva Longoria, Sofía Vergara o Penélope Cruz son los nombres más sonoros, pero en los títulos de crédito de películas de cine y televisión resulta cada vez más frecuente ver apellidos de genuina raíz española como López, Rodríguez o García. El pasado mes de julio, la cadena de televisión hispana Univisión se convirtió en la primera cadena en español en ocupar el primer lugar de la audiencia por delante de Fox, NBC, CBS y ABC.

Otro dato muy revelador de este cambio de tendencia lo aportan las páginas de Internet que ayudan a elegir nombres de los recién nacidos. Empresas como Belly Ballot o Nameberry han detectado un fuerte aumento del número de parejas anglosajonas que optan por poner a sus hijos un nombre de origen hispano. Mientras hace años los hispanos daban nombres anglosajones a sus hijos para hacerles más fácil su integración en el país de adopción, ahora son los anglosajones los que escogen nombres españoles. Recientemente la revista ‘Slate’ elaboró un ‘ranking’ con datos del censo y de la guía telefónica ‘White Pages’ en el que María García es la cuarta combinación de nombre y apellido más común en EE UU, seguida de María Rodríguez en el sexto lugar, María Hernández en el octavo y María Martínez en el noveno. El apellido García ocupa el puesto número ocho en la lista de los apellidos más comunes.

En el terreno electoral, la minoría hispana ha sido decisiva en las últimas contiendas. George W. Bush no hubiera ganado en 2004 sin conquistar el 40% del voto latino. En el 2008 esta preferencia cambió de signo y los estados clave en el triunfo de Bush apoyaron a Obama. Una tendencia que se repitió de forma abrumadora en 2012 en la reelección del mandatario demócrata. Hace unas semanas, Mitt Romney, el candidato republicano derrotado por Obama admitía: “El peor error estratégico fue no invertir lo suficiente, en particular en la televisión hispana y en contacto con los votantes hispanos, para que entendieran que nuestro partido es el partido de las oportunidades”. Unas palabras que ofrecen pocas dudas del papel clave que tuvo el voto hispano.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Videos de Mundo
más videos [+]
Mundo
El Norte de Castilla

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.