Urbasa y Andia, paisajes espectaculares en Navarra

Nacedero de Urederra
Nacedero de Urederra. / nacimientodeurederra

Estos territorios fueron declarados Parque Natural por su belleza y riqueza, tanto de fauna como de flora

ÁLVARO ROMERO

El Parque Natural Urbasa y Andia ocupa parte del territorio de la Comunidad Foral de Navarra. Uno de los parajes más desconocidos de la Península Ibérica pero también uno de los más bellos. Es, sin duda, un lugar por descubrir y un entorno para admirar. El viajero que decida conocer estas tierras se adentrará en la naturaleza navarra más pura.

Naturaleza en su máximo esplendor para disfrutar haciendo turismo rural y senderismo

Se trata de un espacio natural compuesto de un amplio conjunto de valores geológicos, biológicos, ecológicos, paisajísticos, arqueológicos y socioculturales. El Gobierno de Navarra procedió a declararlo Parque Natural para garantizar su conservación e incitar a los visitantes a disfrutar de la naturaleza de manera responsable.

Urbasa y Andia se consolida como un lugar perfecto para realizar una escapada. En el área de interpretación los turistas podrán conocer las antiguas tradiciones de la zona y cómo vivían los pastores antaño. Se puede visitar la Borda de Severino, una antigua cabaña de pastores, para conocer un poco más de cerca el modo de vida de la Navarra más rural.

Senderismo y bicicleta de montaña

Además, el amante del senderismo o la bicicleta de montaña está en su sitio ideal. El parque cuenta con varias rutas para caminar entre la naturaleza.

Itinerario de los Pastores. Transcurre en su mayor parte por la cañada pastoril. Un total de 7,6 kilómetros y más de dos horas de recorrido. En su trazado se pueden observar parajes de singular belleza y la amplia biodiversidad de Urbasa. Con los cambios estacionales la belleza cambia a la par que los colores, cualquier estación es buena para disfrutar de Urbasa y Andia.

Itinerario de las Fuentes. Un trayecto de 4,5 kilómetros que se realizan en una hora aproximadamente. En él, el visitante podrá conocer el funcionamiento del agua en el terreno kárstico y sus manantiales. El camino discurre entre rasos y hayas solitarias. Pasa por diversos yacimientos prehistóricos y asentamientos pastoriles.

Itinerario de los Montañeros. Se pueden observar vestigios del trabajo de los antiguos carboneros, en una caminata de 3,8 kilómetros y más de una hora de paseo. Al final de la ascensión se contempla una extraordinaria panorámica del Valle de la Barranca, la Sierra de Aralar y el macizo de Aizgorri.

Los hayedos ocupan la mayor parte de la superficie arbolada de la región, el resto de la masa boscosa la completan arces, tilos, tejos acebos y fresnos. Entre ellos conviven zorros, tejones, gatos monteses, ardillas y lirones, entre otros.

Nacedero de Urederra

Es uno de los rincones naturales más bonitos de la zona. Se origina como consecuencia de la salida natural de agua del acuífero formado en el macizo kárstico de Urbasa. Fue declarado Reserva Natural y es uno de los paisajes naturales más bellos de Navarra. El manantial donde nace el río Urederra aparece en la pared de roca moldeando el entorno. Un lugar de cuento donde se intercalan saltos de agua y pozas de un vistoso color turquesa.

Fotos

Vídeos