La Rapa das Bestas, fiesta tradicional gallega entre el hombre y el caballo

Un 'aloitador' se monta en un caballo
Un 'aloitador' se monta en un caballo. / Javier González García

La edición más importante se celebra en San Lorenzo de Sabucedo, que este año tendrá lugar entre el 7 y el 11 de julio

ÁLVARO ROMERO

La Rapa das Bestas es el nombre con el que se conoce una de las fiestas turísticas y culturales más importantes de Galicia. Desde hace más de 400 años se lleva celebrando en varios pueblos de la geografía gallega, siendo el de San Lorenzo de Sabucedo (Pontevedra) la más conocida. Este año el evento tendrá lugar entre los días 7 y 11 de julio.

Los montes de los alrededores se encuentran repletos de caballos gallegos mestizos y pura raza gallega. Durante esos días los vecinos bajan a los caballos salvajes del monte y los dirigen al pueblo para encerrarlos en el conocido como curro, recinto redondo y cerrado repleto de gradas preparadas para los espectadores, donde más tarde comenzará la rapa y serán aloitados.

Ya en el curro, lo primero es retirar a los potros; más de 200 animales llenarán el recinto. Durante el proceso, un máximo de tres personas, conocidas como aloitadores, entran por turnos en el curro mientras otros les protegen. Ellos sujetan a los caballos y les van cortando las crines, los pelos largos y vastos que les crecen a los animales en el cuello y la cola. A veces también son marcados.

El corte de las crines ayuda a la higiene del caballo, reduciendo los parásitos y mejorando su calidad de vida. Tras este proceso se devuelven al monte de nuevo para que disfruten de una vida en libertad. Más de 600 caballos de 14 manadas diferentes se rapan a lo largo del fin de semana en Sabucedo.

Las tijeras con las que se procede al corte deben estar bien afiladas. Una persona se encarga de que las herramientas estén en perfectas condiciones limando sus filos constantemente. Una vez cortadas las crines se venden como 'souvenir', para que todo el que quiera se lleve un recuerdo de la fiesta. Años atrás recibían diferentes usos, por ejemplo, como relleno para colchones y almohadas e, incluso, para elaborar escobas.

Interés Turístico Internacional

Así fue denominada por la UNESCO la rapa de Sabucedo en el año 2007. En 1963 fue declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional. Una conmemoración con orígenes ancestrales que fue extendiéndose por transmisión oral. Los vecinos de la localidad muestran cada año su orgullo y amor incondicional por la rapa. Una fiesta que se inculca a los más pequeños y que es signo de identidad de todo un pueblo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos