fotogalería

Papa Noel, en su trineo.

La única noche en que los Magos de Oriente eclipsan a Mickey

  • Melchor, Gaspar y Baltasar llegarán hasta Disneyland París, donde harán las delicias de los niños españoles en una fiesta muy especial

Puede presumir Disneyland París de tener una Navidad que se prolonga semanas y semanas. Desde los primeros días de noviembre hasta bien entrado enero, la magia navideña lo envuelve todo. La nieve cae a diario y a su antojo, Papá Noel ya se ha instalado para recibir cartas y cumplir deseos, los príncipes y princesas celebran la llegada del invierno con un espectáculo junto al castillo de la Bella Durmiente digno de un gran cuento de hadas y la cabalgata navideña recorrerá el parque varias veces al día.

Y sí, Elsa y Anna, las hermanas más famosas -y reclamadas- del reino de Arendelle ofrecen a diario varios espectáculos-karaoke que harán las delicias de niños y no tan niños. Porque es imposible imaginar la magia del invierno sin recordar Frozen, uno de los mayores éxitos de la animación de la historia del cine, que ha saltado de la gran pantalla al escenario de Chaparral Theatre de Disneyland París, donde Elsa, Anna, Kristoff y Olaf entonarán las canciones más conocidas de una banda sonora que tal parece no tener fecha de caducidad y que pasa de estación a estación con la misma o más fuerza que en la anterior.

Un árbol con mil adornos

El protagonismo en las navidades más mágicas de Disney lo acapara también el enorme abeto de 24 metros de altura y 17.963 ramas que preside el parque. Con un peso de 24 toneladas, en esta ocasión han sido necesarios mil adornos inspirados en distintas tradiciones de fin de año de toda Europa para decorarlo. Y son Mickey, Minnie y Papá Noel quienes cada noche iluminan el majestuoso árbol, en una ceremonia que combina todo el encanto de la Navidad con increíbles juegos de luces.

Pero si de efectos luminosos se habla, los que se llevan la palma son los que se proyectan, al caer la noche, sobre el castillo de la Bella Durmiente. Con el inquieto Olaf como maestro de ceremonia, el muñeco de nieve guiará a los visitantes por un relato diseñado especialmente para esta Navidad que, a buen seguro, cautivará a toda la familia, gracias a las fuentes de luz, efectos especiales y fuegos artificiales.

Y a toda esta oferta se suma una más en la noche, quizás, más mágica del año: la víspera de la llegada de los Reyes Magos. Porque todos los visitantes españoles que pasen el 5 de enero en uno de los siete hoteles Disney podrán acceder en exclusiva al gran evento de Reyes Magos. La gran carpa de Disney Village se preparará para recibir a Melchor, Gaspar y Baltasar quienes, con permiso de Mickey Mouse, se convertirán por unas horas en los auténticos ‘reyes’ de Disney para disfrute de los más pequeños.

Temas