Split, una ciudad mágica abierta al Adriático

Vista de Split, Croacia (Visit Split)
Vista de Split, Croacia (Visit Split)
  • Es una de las principales urbes de Croacia, centro neurálgico y lugar más importante de la costa Dálmata

Split es una de las ciudades más importantes de Croacia y también de las más bonitas. Se ubica en la famosa región de Dalmacia, siendo el centro neurálgico de la costa Dálmata. Se encuentra en el sur del país, a poco más de 400 kilómetros de la capital del país, Zagreb. Se consolida como un importante centro administrativo y turístico.

Elegir Split para realizar un viaje es una apuesta segura, un lugar que no defrauda y desde donde desplazarse a otras partes del país es tarea sencilla gracias a sus excelentes comunicaciones. Su clima mediterráneo asegura el buen tiempo y máximo disfrute.

Esta ciudad croata se encuentra estrechamente vinculada a Diocleciano. El emperador romano estableció allí su lugar de retiro y la ciudad empezó a crecer hasta lo que es a día de hoy. El mar se consolida como actor principal de la zona, cuenta con un importante puerto abierto al Adriático, un bonito paseo marítimo trazado paralelo a la costa y un barrio marinero que mantiene su identidad y costumbres.

Split ofrece al viajero una mezcla de tradición y modernidad sin perder la harmonía. Su centro histórico es todo un espectáculo, sobre todo el Palacio de Diocleciano, monumento más destacado e imagen de la ciudad. La capital de Dalmacia se levantó sobre las ruinas de este lugar, una enorme fortaleza que actualmente acoge comercios de hostelería y ocio.

Dentro del recinto se encuentra el Templo de Júpiter, actualmente baptisterio de San Juan, y el Mausoleo de Diocleciano, reconvertido en la preciosa catedral de San Diomo. Entre sus murallas y torres aparecen trazados medievales, calles irregulares y vestigios góticos y renacentistas. Cuatro puertas dan la bienvenida a su interior por los cuatro costados.

Junto a la Puerta de Oro del Palacio de Diocleciano se haya la estatua de Grgur Ninski, una de las más representativas de la urbe. Recorre el paseo marítimo, un lugar animado y con mucha vida. Allí destacan los monumentos de estilo renacentista, la Plaza de la República y la Iglesia de San Lorenzo.

Split cuenta además, con numerosas galerías de arte y museos. A todo esto se suman los palacetes renacentistas que salpican la ciudad. Recorre sus calles, visita sus plazas y rincones, acércate hasta la plaza Narodni, allí se alza el Ayuntamiento y el ambiente nunca falta entre sus muros.

Junto al mar, se abre un amplio espacio donde se celebran ferias y mercadillos. En Split, también hay espacio para la naturaleza, el monte Marjan, un espacio muy bien cuidado, perfecto para desconectar y dar un paseo. Un remanso de paz en plena naturaleza.

Entornos espectaculares

Desde Split salen ferrys a las zonas insulares más bonitas y turísticas de Croacia, si planeas un viaje a la región, invierte al menos una semana, así tendrás la posibilidad de conocer estas maravillas.

Visita Hvar, la isla más larga del Adriático. Se sitúa frente a la costa Dálmata, plagada de bosques vírgenes, destaca por su belleza, sus espectaculares playas de arena blanca y sus poblaciones pesqueras, repletas de restaurantes. Degusta sus platos típicos y el pescado fresco del día. Hvar es actualmente una de las islas más de moda del Mediterráneo.

No dejes de visitar la isla de Brac, situada frente a la costa de Split. Aprovecha sus paradisiacas playas, visita la de Zlatni Rat, con forma de cuerno y aguas cristalinas. En el interior predomina la vegetación, el espeso bosque se hace fuerte. Sus pequeños pueblos se agrupan en torno a la costa y ofrecen un ambiente fresco con olores a hierbas aromáticas, lavanda y salvia.