Luxemburgo, un lugar tan bello como desconocido en el corazón de Europa

Vista de Luxemburgo (VDL © Ville de Luxembourg)
Vista de Luxemburgo (VDL © Ville de Luxembourg)
  • Una ciudad de cuento de hadas que impacta al visitante y se complementa a la perfección con la riqueza natural de su entorno

Luxemburgo es uno de los países más pequeños y desconocidos de Europa, cuenta con una privilegiada situación en el centro del viejo continente. Forma parte de la Unión Europea y limita con Francia, Alemania y Bélgica. Se trata de una región muy rica culturalmente cuyas tradiciones proceden de antiguos pobladores y las diversas civilizaciones que allí se asentaron a lo largo de la historia, romanos, francos y germanos, entre otros.

El país luxemburgués destaca por su buen nivel económico y la calidad de vida de sus ciudadanos. Es considerado como uno de los países más ricos del mundo con una renta per cápita que supera los 80 mil euros anuales. Alberga el Tribunal de Justicia, el Tribunal de Cuentas y el Banco Europeo de Inversiones, todos ellos pertenecientes a la Unión Europea.

La ciudad se divide en dos partes, la ciudad alta y la ciudad baja, además, cuenta con varios puentes y viaductos debido a la orografía del terreno, provocado por los valles de los ríos Alzzete y Petrusse. Descubre su fortaleza, a partir de ella nació y se desarrolló esta urbe hasta convertirse en lo que es hoy en día. Su casco histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1994, por su belleza arquitectónica parece situar al visitante en un cuento de hadas, recórrela tranquilamente y disfruta de la belleza de sus calles y rincones.

Visita la impresionante Catedral de Notre- Dame y las Casamatas, fortificaciones creadas para defender la ciudad de los ataques enemigos mediante galerías subterráneas escavadas en la tierra. Un lugar sin duda curioso y único en el mundo. Otro de los reclamos turísticos es la Plaza de la Constitución, el centro de Luxemburgo. La Plaza de Guillame II y la Plaza de Armas son centros neurálgicos donde se celebran eventos y mercadillos al aire libre. Completa tu visita con el Palacio del Grand- Ducal y algún evento de ocio, Luxemburgo alberga multitud de eventos de cultura y ocio en una ciudad con aires bohemios.

El Chemin de la Corniche es considerado como el "balcón más bonito del mundo", se levanta sobre una fortificación del siglo XVII y permite contemplar la estructura de la ciudad. En la zona alta podrás degustar platos tradicionales en la mayoría de sus restaurantes.

Si tienes un rato para endulzarte acércate hasta la pastelería Oberweis, exteriormente no parece un local de hostelería pero en el interior podrás degustar multitud de variedades de dulce. Oberweis es la proveedora de la Familia Real de Luxemburgo, por eso es la pastelería más famosa del país.

Disfruta de sus alrededores

A escasos kilómetros de la capital yace Hamm, un pueblo que alberga un cementerio militar americano donde descansan más de 5000 militares estadounidenses que combatieron en la batalla de las Ardenas, durante la II Guerra Mundial.

La Petite Suisse es una de las zonas más bellas del país y más verdes de Europa. La erosión ha moldeado figuras curiosas y grutas naturales espectaculares que culminan en espesos bosques. La densidad de estos bosques los hace casi impenetrables y por ello es considerado como uno de los pulmones de Europa.

A tan solo 50 kilómetros de Luxemburgo, al norte, se ubica Castillo de Vianden, uno de los más bonitos del país, construido en el siglo XI sobre una fortaleza romana. Es uno de los 20 castillos que se reparten por el país. Destaca por su belleza, sus muros de piedra y sus tejados negros. El interior está perfectamente rehabilitado y mantiene utensilios que utilizaban antaño en la vida cotidiana.

Mondorf les Bains, es otra de los lugares que merece la pena visitar. Una ciudad balneario construida a partir de sus aguas, ricas en minerales con propiedades curativas.