El Norte de Castilla

Oporto, cultura y belleza al norte de Portugal

Barrio de la Ribeira, Oporto.
Barrio de la Ribeira, Oporto. / oporto.net
  • Por su cercanía supone un destino muy atractivo para los turistas españoles que busquen conocer el país vecino

Oporto es la segunda ciudad más grande de Portugal, tan solo por detrás de Lisboa. Un lugar perfecto para los turistas españoles que, gracias a su cercanía pueden viajar perfectamente en coche y realizar una escapada de fin de semana. Se sitúa al norte del país, limitando con el océano Atlántico junto a la desembocadura del río Duero.

Oporto supone un importante destino cultural y urbano. Su centro histórico fue declarado Patrimonio Histórico de Humanidad por la UNESCO. A parte de bella, se trata de una urbe en continuo movimiento, uno de los centros económicos más importantes de Portugal. Se sitúa lejos de la masificación turística y aún conserva tradiciones y costumbres.

Se trata de una ciudad bastante compacta, lo que facilita el desplazamiento a pie por sus zonas más importantes. Pasea por la Avenida de los Aliados, junto a ella se encuentra el Ayuntamiento. Acércate hasta la Torre de los Clérigos, uno de los monumentos más destacados y simbólicos de la ciudad, la belleza de su campanario se eleva en la altura ofreciendo un lugar magnífico para hacer fotografías panorámicas de toda la ciudad.

Si decides visitar Oporto no puedes irte sin pasar por la Librería Lello, elegida como la tercera más bonita del mundo por el prestigioso diario inglés The Guardian, sin duda te sorprenderá. Si tu pasión es la arquitectura moderna, también hay un sitio para ti, la Casa de la Música. Merece la pena ver el edificio tanto por fuera como por dentro, se trata de una sala destinada a eventos, espectáculos y conciertos.

Los palacios son otra de las referencias turísticas más importantes de esta ciudad lusa, destacan el de Cristal y el de la Bolsa. Ambos elegantes y ajardinados, con encanto y elegancia. Destaca también, en el barrio de la Sé, la Catedral de Oporto.

La Ribeira del Duero

La Ribeira es el barrio más antiguo y bello de la metrópoli. Yace a orillas del Duero y desde allí se puede observar una imagen de postal, las casas de colores agolpadas en torno al río. Este pintoresco lugar es considerado Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO, pasear junto al río es visita obligada.

Decenas de cafés, tascas y restaurantes pueblan este peculiar barrio desde donde se puede divisar el puente más importante de Oporto, Ponte Luís I. Construido a dos niveles está formado por una telaraña férrea que le aporta un toque industrial que enamora, un puente que va más allá hasta convertirse en monumento. En la Ribeira se respira verdad y cotidianidad, su esencia más tradicional.

Azulejería portuguesa

Como auténtica ciudad lusa, mantiene la tradición arquitectónica de forrar algunas de sus fachadas con azulejos. Una costumbre que entra por los ojos del visitante y se queda en su retina. La Iglesia de San Ildefonso y la Capilla de las Almas son claro ejemplo de este arte, los colores más usados son el blanco y el azul.

Gastronomía y actividad vinícola

Si hay algún producto gastronómico de la zona mundialmente conocido ese es el vino de Oporto. Un caldo dulce, elaborado desde hace siglos, que lleva el nombre de la ciudad por todos los rincones del planeta. Los amantes del enoturismo pueden visitar sus bodegas más prestigiosas y realizar catas de vino. Destacan bodegas como Ferreira, Calém o Sandeman, entre otras.

El ingrediente más destacado por frescura y calidad es como en todo el país, el bacalao, lo trabajan como nadie en cualquiera de sus variantes. También merece la pena hacer referencia a otros productos del mar, como pulpo o gambas.