Los españoles empiezan a tener ganas de veranear

Imagen de la suite The Level del Meliá Gavilanes.
Imagen de la suite The Level del Meliá Gavilanes.
  • Mayo es el mes en el que se formalizan buena parte de las reservas para el verano. Contratar las vacaciones con anticipación permite, además, beneficiarse de importantes descuentos

Llega el mes de mayo y con él la subida de las temperaturas, los días cada vez más largos y muchas ganas de playa. Toca organizar las agendas, pedir las vacaciones y pensar en un merecido descanso al borde del mar mientras los problemas del día a día se guardan en un cajón. Es tiempo de soñar con ese hotel en primera línea de playa, con amplias habitaciones y todos los servicios de un alojamiento de calidad.

Cádiz, Málaga, Ibiza o Menorca son algunos de los destinos de primer nivel que por ejemplo Meliá pone en bandeja para pasar unas vacaciones de ensueño con la posibilidad, además, de aprovecharse de su venta anticipada de verano (promoción válida hasta el 2 de junio) para estancias que van desde el 1 de julio al 30 de septiembre con las que se ahorra hasta el 35% del precio y obtener un bono regalo de 100 euros (para estancias mínimas de 5 noches) para consumo en el hotel. Por si todo ello fuera poco, si se reserva antes del 2 de junio, el primer niño -hasta los 6 años- no pagará estancia en algunos de los alojamientos de la promoción.

Entre los hoteles que la cadena pone a disposición de sus clientes se encuentran el hotel Meliá Gavilanes de Menorca, situado en primera línea de la playa de Cala Galdana. Meliá Atlanterra, a pie de la exclusiva playa de Atlanterra Bahía de Plata, en Zahara de los Atunes (Cádiz) donde disfrutar de las mejores puestas de sol y contemplar impresionantes atardeceres. El Meliá Sancti Petri lugar ideal para vivir una experiencia única y disfruta del mejor servicio e instalaciones de lujo de Cádiz.

Sol House Aloha, ubicado en primera línea de la espectacular Playa de la Carihuela, en Málaga, con un nuevo Play Bar con piscina y acceso directo a la playa y el Sol Beach House Ibiza, en Santa Eulalia, junto al Palacio de Congresos, cerca del Puerto Deportivo y de la Bahía de Santa Eulalia de Ibiza, un hotel para solo para adultos con bonitas y luminosas habitaciones con vistas laterales o frontales al mar y un programa de actividades para equilibrar cuerpo y alma.

Nuevo concepto de hoteles

Para aquellos que buscan algo diferente y natural al borde del mar nace Sol Beach House, un nuevo concepto de hoteles en los mejores destinos de playa del mundo en los que tú decides que es lo que quieres hacer en cada momento. Pensados para un público mayor de dieciséis con un estilo propio de clara tendencia alternativa al estilo hipster-hippie-chic, estos alojamientos combinan un ambiente elegante e informal, diseñado con toques modernos entremezclados con elementos rústicos y todo ello envuelto en un estilo vintage. De esta forma flores, mariposas y colibríes se cuelan en estas casas de playa para llenarla de color, espontaneidad y alegría.

Sol Beach House y Desigual han cerrado un acuerdo ya que ambas marcas comparten filosofía y ADN. En los hoteles SBH encontraremos toques de Desigual Living tanto en habitaciones como en zonas comunes, el personal del hotel viste ropa de Desigual y los clientes tendrán la posibilidad de comprar los artículos de Desigual que han utilizado en sus vacaciones.

Gastronomía única

Restaurante del hotel Meliá Atlanterra.

Restaurante del hotel Meliá Atlanterra.

Conocedores de que la comida es una de las experiencias más importantes en las vacaciones, en SBH han querido que disfrutes de los mejores sabores locales, la mejor calidad y por supuesto de la playa. La oferta gastronómica destaca por tener un importante componente local, kilometro cero, orgánica, natural y libre, flexibilizando los horarios para disfrutar de la oferta gastronómica cuando más apetezca.

Los Sol Beach House cuentan además, con un programa para equilibrar el cuerpo y la mente con actividades basadas en el yoga, pilates, meditación, tai-chi así como talleres de cultura local, cocina, catas de vinos y actividades sorprendentes en la piscina. Y por las noches, barbacoas, música en vivo y actividades con la puesta de sol.