Una suerte de más de 210 kilómetros

Los amantes de la nieve tienen en Grandvalira uno de sus lugares favoritos
Los amantes de la nieve tienen en Grandvalira uno de sus lugares favoritos / Facebook Grandvalira
  • Grandvalira, que volverá a ofrecer al público una cronoescalada de más de 700 metros de desnivel, continúa disfrutando de una apertura al completo del dominio

Acudir a Andorra es casi un motivo obligatorio para aquellos que aman los deportes de invierno. El Principado es uno de los lugares que ofrece mejores condiciones en sus pistas y sus estaciones están consideradas como unas de las mejores del sur de Europa, que viven las temporadas más largas de la zona con más extensión esquiable. Así ocurre con Grandvalira, un destino perfecto que cada curso suma nuevos adeptos.

Grandvalira

Grandvalira / Europa Press

No es de extrañar que eso ocurra, pues desde hace más de un mes cuenta con los 210 kilómetros totales y 128 pistas al servicio de los usuarios que deseen deslizarse por ellas. No será menos para un fin de semana en el que se espera a mucho público familiar y en el que el estado del ‘oro blanco’ será, de nuevo, óptimo en todos sus sectores.

En una estación en la que no parece faltar ni un solo detalle, el esquí de montaña tenía que estar presente. Un sábado más, aunque en esta ocasión en lo que será un interesante desafío nocturno, se vivirá una cronoescalada en las pistas de Grandvalira, con un desnivel de 757 metros. El final, en la Tosa d´Espiolers, situado a casi 2.500 metros de altitud, promete ser todo un espectáculo.

No solo el ‘skimo’ copará la agenda del centro de montaña del Principado, pues los niños y los veteranos cogerán el testigo durante la mañana del domingo con carreras dirigidas exclusivamente para elos.

La diversión, como cada semana, también se puede encontrar lejos de las pistas gracias a la oferta gastronómica con la que cuenta la estación. Disfrutar gastronómicamente es posible en Andorra con sus restaurantes y locales, sobre todo acompañados de este sol y las buenas temperaturas que se esperan ante la llegada del fin de semana

Una excusa perfecta para relajarse con la ‘presencia’ de Ibiza en uno de los puntos más aclamados de Grandvalira. Y es que el Cala Bassa Beach Club es el lugar perfecto en el que divertirse tras una buena jornada de esquí o snowboard.