Continúan las dificultades en el Sistema Central

La estación de La Pinilla, en una imagen de archivo
La estación de La Pinilla, en una imagen de archivo / Archivo
  • La meteorología sigue perjudicando a las estaciones del centro del país, algunas de ellas cerradas, aunque la caída de precipitaciones en forma de nieve sigue dando esperanzas para afrontar el final de curso

El temporal de viento sigue haciendo de las suyas y dejando terribles consecuencias en las estaciones de esquí españolas. Son muchos los centros que se han visto perjudicados durante las últimas semanas, tanto por la Cordillera Cantábrica, como en algunas zonas del Pirineo Catalán. Sierra Nevada, que la jornada del domingo tuvo que cerrar todo el dominio, no es una excepción. Pero, sin duda, la zona más afectada hasta el momento es el Sistema Central.

Con las excepciones de Béjar-La Covatilla y Valdesquí, que tuvieron un comienzo más positivo, ya se vio que el inicio de la temporada no iba a ser sencillo, sin apenas nieve y con el sol brillando prácticamente cada día. Ahora es el viento quien impide recuperar una normalidad que se había instalado en el centro del país a mediados del mes de enero.

En Béjar no terminan de arrancar, asediados por las inclemencias meteorológicas, que impiden disfrutar de las buenas condiciones que mostraba el centro salmantino, acrecentadas gracias a las últimas nevadas caídas en estos últimos días. Este martes únicamente se abrían tres pistas de debutantes en todo el dominio, pues se registraban a primera hora de la mañana rachas cercanas a los 50 kilómetros por hora en las cotas altas de la estación.

Menos suerte han corrido en La Pinilla, donde vuelven a repetir lo ocurrido el pasado domingo y se mantienen cerrados, a pesar de que los espesores en sus pistas crecen de forma importante –entre 20 y 25 centímetros recibidos- por las precipitaciones caídas. La intensidad del viento, junto a las lluvias que sufren en Segovia, ha resultado clave para que este martes sea otra jornada perdida, en este caso por trabajos de acondicionamiento.

Como en el resto, Valdesquí y el Puerto de Navacerrada, han recibido nevadas y por el momento ambas se encuentran disponibles para la práctica del esquí. La primera de ellas, además, ha logrado recuperar parte de los espesores que las lluvias y fuertes vientos habían menguado semanas atrás. En ellas el ‘oro blanco’ continúa siendo magnífico y los trabajos de operarios permitirán en los próximos días aumentar el dominio.