Las nevadas cubren las estaciones catalanas

Las precipitaciones han dejado hasta 240 centímetros de espesor en las estaciones del Grupo FGC
Las precipitaciones han dejado hasta 240 centímetros de espesor en las estaciones del Grupo FGC / La Molina
  • En La Molina las precipitaciones han dejado espesores de hasta 240 centímetros en cotas altas

  • Vallter 2000 no pudo abrir sus instalaciones el sábado

La nieve ha llegado con fuerza a España y ha dejado fuertes precipitaciones en la ola de frío vivida durante las últimas semanas. Una situación que ha permitido a muchos centros crecer notablemente o, incluso, llegar a inaugurar una temporada que volvía a preverse negra. Las estaciones montañosas situadas en Cataluña han visto cómo sus dominios se cubrían, prácticamente por completo, y en algunos casos el temporal les impedía abrir sus puertas.

Se han convertido en unas de las más afectadas en las jornadas de final de enero. Vallter 2000 es un caso más que evidente, pues no se pudo disfrutar en sus pistas el sábado con motivo de las enormes acumulaciones de nieve y los fuertes vientos registrados.

El domingo, acompañados de buenas temperaturas y un sol que está reinando durante gran parte del curso, fue otro cantar. Las precipitaciones dejaron condiciones inmejorables y grosores en los dominios catalanes que no se habían visto últimamente. Destaca por encima de todos La Molina, cuyas instalaciones amanecieron con espesores de hasta 240 centímetros en las cotas más altas. También en Espot cayó mucha nieve, pues se acumularon entre 160 y 230 centímetros, y fueron muchos los que se divirtieron con ellos.

Vall de Nuria presentó el 100% del dominio el pasado domingo

Vall de Nuria presentó el 100% del dominio el pasado domingo / Vall de Nuria

La situación es tan positiva que incluso, desde los centros montañosos, se asegura que con los espesores actuales se puede llegar al final de temporada tranquilamente. Una seguridad que en la última jornada de la semana permitió abrir el cien por cien de todos los dominios, exceptuando Vallter 2000, donde los trabajos de los operarios continuaron desde las primeras horas de la mañana.

Con la entrada esta semana de febrero, toca disfrutar tras haber vivido un primer mes de 2017 realmente bueno. Las precipitaciones y las temperaturas han sido óptimas, y el sol ha sido, por lo general, un fiel acompañante. Ahora, en los centros catalanes, esperan poder continuar. La temporada de esquí no ha hecho más que comenzar.