El Norte de Castilla

Sierra Nevada arranca con fuerza

La estación granadina abrió el pasado sábado 30 kilómetros de pistas
La estación granadina abrió el pasado sábado 30 kilómetros de pistas / Twitter Sierra Nevada
  • El dominio granadino puso en marcha la temporada el pasado sábado con 30 kilómetros de pistas

Superado con creces un gran periodo estival en un dominio repleto de actividades, Sierra Nevada afronta una nueva etapa ilusionante y cargada de emociones. Uno de los principales objetivos será, sin duda, mejorar los números logrados el pasado curso, en el que se mantuvo durante más de dos meses con una superficie esquiable que rondaba el kilómetro. No fue hasta final de temporada –se pudo alargar gracias la cantidad de nieve acumulada- cuando se llegó a alcanzar niveles máximos.

Gracias a las nevadas caídas durante el mes de noviembre y al cambio tan brusco de las temperaturas, el dominio granadino logró dar comienzo a su temporada este sábado con unos números espectaculares. Con un total de 30 kilómetros esquiables, lo que supone el triple de la media histórica de aperturas de Sierra Nevada, se inaugura un curso muy especial en el que se espera una gran acogida a los Campeonatos del Mundo de Snowboard y Freestyle.

En la primera jornada en las pistas del dominio ya se pudo disfrutar de muy buenas condiciones, gracias a entre otras cosas a los espesores, que se encuentran situados entre los 20 y los 40 centímetros de nieve calidad polvo. La estación, además, cuenta con un desnivel de 1.100 metros.

Son muchas las novedades que presentará durante esta temporada el centro invernal de Sierra Nevada, aunque en la presentación de la temporada se puso un especial énfasis en los tres cañones de producción de nieve de última generación. Con un nivel de propulsión mucho mayor, el ruido que genera se reducirá de forma notable. Se trata de una importante mejora que se centrará en la zona de Borreguiles –lugar en el que se sitúan los tres-, donde ya se encuentran en funcionamiento.

También existe expectación con el rendimiento de los paravientos instalados en las zonas de Borreguiles y Loma de Dílar. Se trata de estructuras de madera, que permiten retención de nieve en zonas especialmente castigadas por el viento.

De nuevo, y tras haber pinchado en hueso la pasada campaña, Sierra Nevada se prepara para ser uno de los referentes a nivel nacional y las expectativas vuelven a ser máximas. Tiempo tienen para consolidarse, pues el cierre de la estación está establecido para el domingo 30 de abril. Siempre que la nieve lo permita.