nortecastilla.es
Viernes, 28 de julio de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
EL TIEMPO
LO + BUSCADO
Vuelos baratos
Regalos
Ofertas de viajes
Antivirus
Alquiler de pisos
Recetas de cocina


AUDIENCIA
VALLADOLID
VALLADOLID
La esposa del arquitecto de Arroyo es socia de un técnico de Mahía
Nerea Santiago y Javier González, vocal en la empresa Emuva a propuesta del alcalde, crearon en el 2004 la sociedad Arquiduero
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

La mujer del arquitecto municipal de Arroyo de la Encomienda, Nerea Santiago Sacristán, constituyó en el año 2004 una sociedad al 50% con uno de los arquitectos de la constructora gallega Mahía, Francisco Javier González Barriuso, que es a la vez vocal de la empresa municipal de Suelo y Vivienda de Arroyo (Emuva).

La empresa Arquiduero, de responsabilidad limitada, tiene como objetivos sociales la elaboración de proyectos de arquitectura y urbanismo, la urbanización de terrenos y la promoción y construcción de viviendas para sí o para terceros. Además asume la gestión, administración y arrendamiento de inmuebles y locales comerciales.

Arquiduero se constituyó mediante escritura pública ante un notario de Valladolid el 21 de diciembre del 2004 con un capital de 3.006 euros distribuidos en 1.002 acciones de tres euros cada una y que se repartían entre ambos. La sede social se fijó en la calle Gamazo 10, donde se encuentra el despacho profesional de González Barriuso, según el Colegio de Arquitectos de Valladolid.

La mujer de Buenaventura Conde ha mantenido durante años un comercio dedicado a la decoración y desde hace meses colabora en el estudio que el arquitecto municipal de Arroyo de la Encomienda tiene en la calle Puente Colgante.

Trayectoria

Conde Salazar comenzó a tener relaciones con el Ayuntamiento de Arroyo en 1998, mediante un contrato de asistencia técnica que fue cancelado mutuamente tras ser nombrado a comienzos del 2003 por el anterior alcalde del PP, Elisardo Fernández Cabreros, arquitecto del Servicio de Urbanismo con carácter interino.

Desde ese año y hasta ahora el técnico municipal ha venido informando favorablemente sobre proyectos de constructoras y servicios que eran adjudicados bien por el Ayuntamiento o por la sociedad pública Emuva. De este modo, su relación con Javier González Barriuso, socio de su mujer en Arquiduero, se confirma en proyectos en los que aparece como facultativo superior de la empresa gallega Mahía.

El 19 de diciembre del 2003 Barriuso redactó proyectos de varios edificios en el sector SAU- 13, cerca de Hipercor, en donde el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) ha paralizado la construcción de 150 pisos por haberse superado la edificabilidad de 500 viviendas establecida en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Arroyo. En la redacción de este proyecto también participaron arquitectos de la promotora con sede en La Coruña.

En enero del 2004, el alcalde, José Manuel Méndez, acordó con el visto bueno del arquitecto municipal, otorgar licencia de obras para este sector y a finales de ese mismo año Conde Salazar, coincidiendo con la constitución de Arquiduero, emitía un informe favorable del Estudio de Detalle por el que se autorizaban los 150 pisos a mayores a Mahía, pese al rechazo de la Consejería de Fomento.

Antes de ingresar interinamente en el Consistorio, Buenaventura Conde trabajó para constructoras como Parquesol y Begar, sobre cuyos proyectos en Arroyo ha tenido que informar.

También informó sobre el proyecto de construcción de un apartahotel de 108 habitaciones en La Vega, que está promovido por la empresa Binurba, integrada en el Grupo Inmobiliario Mahía. Fue precisamente Javier González Barriuso, socio de su mujer Nerea, el que redactó el proyecto de ejecución del complejo, que ha sido paralizado también por el TSJ por haber superado el volumen de edificabilidad permitido.

Además, los vínculos de este arquitecto con el Consistorio de Arroyo se extienden a su participación en la sociedad pública Emuva, en donde es vocal a propuesta el alcalde José Manuel Méndez desde febrero del 2004.



Vocento