nortecastilla.es
Viernes, 19 de mayo de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
EL TIEMPO
LO + BUSCADO
Vuelos baratos
Regalos
Ofertas de viajes
Antivirus
Alquiler de pisos
Recetas de cocina


AUDIENCIA
VALLADOLID
ALBERTO ESCUDERO-PASCUAL GANADOR DEL PREMIO DESAFÍO ESTOCOLMO 2006
«Hay que adaptar el ordenador a las personas, no las personas al inglés»
«Hay que adaptar el ordenador a las personas, no las personas al inglés»
Alberto Escudero. / EL NORTE
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

El vallisoletano Alberto Escudero-Pascual (1972) acaba de obtener el premio Desafío Estocolmo 2006 al mejor proyecto de Educación por su trabajo sobre aplicaciones informáticas libres al suajili. Fundador de la consultora IT+46 (www.it46.se) trabaja desde Suecia en proyectos de cooperación al desarrollo. La aplicación de la suite Informática Open Office al suajili ha permitido usar programas informáticos gratuitos que facilitarán el acceso de millones de personas del este de África a las nuevas tecnologías.

-¿Por qué en suajili?

-Porque es una de las lenguas más extendidas de África.

-¿Usted lo habla?

-Poco, pero conozco bastante como funciona a nivel gramatical. En realidad la complejidad no está en encontrar gente que hable suajili (hay setenta millones de personas que lo hacen) sino integrar los conocimientos lingüísticos con la complejidad de un programa de un par de millones de líneas de código.

-¿Qué consecuencias va a tener?

-Serán dos efectos. Por un lado, demostrar que las lenguas africanas pueden adaptarse a las nuevas tecnologías. Es posible, sobre todo depende de una cuestión de recursos. Por otro lado, supondrá que los colegios y facultades de formación en el país integren 'software' libre y en un idioma local. Ya está funcionando y se va a implementar en las escuelas de Tanzania, eso espero.

-¿Contribuirá esto a resolver la brecha digital que existe entre distintas sociedades?

-No, seamos realistas, la brecha digital no se resuelve con mi trabajo. Lo que hace es denunciar esa brecha, poniendo de manifiesto la necesidad de adaptar los ordenadores a las personas y no las personas al inglés.

-¿Qué dificultades puede tener un país que quede al margen al desarrollo informático?

-Tendrá problemas de acceso a uno de los recursos mas valorados en la sociedad, las fuentes de información.

-¿Cómo comenzó a trabajar en el proyecto?

-Completé mi doctorado en el Instituto Politécnico Sueco (KTH) en seguridad y privacidad en redes de ordenadores. Conseguí una plaza docente, pero supongo que me dio miedo ser un aburrido catedrático tan joven. Tenía contacto con la agencia de cooperación sueca desde hace tiempo y les gustó la idea. Tuve que elegir, Universidad o África. Mi compañera y yo trabajamos ocho meses en África en el proyecto. La Universidad de Dar es Salaam, quería hacer algo así, buscaban un experto en estos temas y entramos en contacto.

-¿Hay que salir de España (y de Valladolid) para trabajar en este tipo de proyectos?

-Hay que salir para tener referencias. Es muy difícil predicar en casa. Siempre he dicho que me marché para volver, aunque no me lo están poniendo fácil.



Vocento