nortecastilla.es
Viernes, 28 de abril de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
EL TIEMPO
LO + BUSCADO
Semana Santa
Vuelos baratos
Regalos
Ofertas de viajes
Antivirus
Fernando Alonso
Alquiler de pisos
Recetas de cocina


AUDIENCIA
VALLADOLID
VALLADOLID
El parque de Santa Victoria abrirá en el 2007 con el complejo fabril sin reformar
El espacio de 4,3 hectáreas contará con un rocódromo para la escalada, seis pistas de pádel, estanques, una cafetería y más de mil árboles
El parque de Santa Victoria abrirá en el 2007 con el complejo fabril sin reformar
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
Chalés de los ingenieros

Las dos casas bajas en las que residía el director y los ingenieros de la fábrica, de estilo francés, se reconvertirán en edificios para los servicios sociales del Ayuntamiento. Ayer el alcalde no descartaba ceder uno de los dos inmuebles a la Fundación Jorge Guillén. Un rocódromo para la escalada

El antiguo depósito de fuel se convertirá en un rocódromo para que entrenen los amantes de la escalada. También se podría utilizar como sala para pequeñas representaciones teatrales. El arquitecto Félix Escribano proponía ayer que lo decorasen los grafiteros locales. Marquesina de bicicletas

Los obreros de la antigua azucarera Santa Victoria colgaban sus bicicletas en los ganchos de esta marquesina. Se rehabilitará con la inclusión de unos urinarios públicos y puede convertirse en el punto de partida de un carril para las dos ruedas tras el soterramiento. Pistas polideportivas

Una de las naves de la antigua azucarera albergará dos pistas de pádel e instalaciones para vestuarios. En el exterior también se construirán otras cuatro canchas deportivas. La inversión total en la construcción del parque Las Norias asciende a 8,7 millones de euros. Las naves catalogadas

Se plantea convertirlas en lo que ahora se denomina un contenedor cultural y de ocio. Su reforma interior, con un coste estimado de más de 18 millones de euros, se aplaza para el próximo mandato. Tienen grandes posibilidades arquitectónicas y de diseño. Estanques, canales y cafetería

Las dos norias con las que se recogía agua del Canal del Duero se integrarán en el parque. Habrá canales de agua y dos estanques. Junto al más grande se levantará una cafetería con terraza ideal para tomarse algo con el buen tiempo.


Publicidad

Entre los arquitectos que acompañaron al alcalde en su visita no paraban de surgir ideas. Las infinitas posibilidades y el sabor de los edificios de la antigua azucarera suponen un reto goloso para los profesionales del diseño. El futuro parque Las Norias de Santa Victoria se inaugurará a principios del 2007, aunque habrá que esperar hasta el próximo mandato para ver el interior del complejo fabril reformado y con uso.

Unos trampantojos cubrirán las naves de finales del XIX hasta que el Consistorio decida su destino. La empresa FCC, adjudicataria del proyecto, limpiará y reforzará estos inmuebles, que albergan maquinaria antigua, silos y una atractiva estructura de pilares metálicos cruzados que, bien planteada, podría convertir esta antigua empresa transformadora en un excelente edificio para actividades culturales y de ocio. Ayer se daban pistas: un balneario con un gran restaurante, salas de exposiciones Muchas posibilidades para lucirse.

Francisco Javier León de la Riva visitó las obras de conversión de este área industrial de 4,3 hectáreas en un nuevo pulmón verde, cuya superficie supone casi la mitad de la extensión del Campo Grande.

Sobre el plano, el aspecto del proyecto, diseñado por los arquitectos Félix Escribano, Arancha Arrieta, Ignacio Sáiz y Santiago Escribano, es atractivo. La inversión de 8.729.927 euros en este triángulo delimitado por La Farola, el polígono de Argales y la futura Ciudad de la Comunicación permitirá contar con un espacio para el ocio y el disfrute en el sur.

Una gran plaza, en la entrada a Santa Victoria por el Camino de la Esperanza, dará acceso al parque. En esta zona se conservará el arbolado existente, se rehabilitarán exteriormente las dos casas de los ingenieros y se recuperará la marquesina donde los obreros de la azucarera colgaban antaño sus bicicletas. El uso de los edificios catalogados -en el contrato con FCC solo se incluye su consolidación y limpieza exterior- aún no está definido, por lo que quedarán cerrados hasta que las autoridades municipales decidan. Las estimaciones sobre el coste de rehabilitación interior se disparan hasta los 18 millones de euros solo en el inmueble de mayor volumen, el doble de la inversión total en el entorno.

El grueso del parque se situará tras estos inmuebles. Una pradera de 5.000 metros cuadrados con césped, caminos de tierra batida y más de mil árboles (catalpa, fresnos, pino negro, falso plátano y ginko) conformarán el espacio central donde el agua será protagonista con dos estanques en los que se integrarán las norias de la antigua fábrica. Junto a ellos, se levantará una cafetería con terraza.

La imaginación de los arquitectos ha permitido conservar también un gran depósito de fuel, que será utilizado como rocódromo. Tras esta instalación se prepararán seis pistas de pádel, dos de ellas interiores bajo una de las antiguas naves de la empresa, que contará también con una zona de vestuarios.

FCC y los autores del diseño están planteando la obra bajo la premisa del reciclaje. De esta manera, el escombro de lo demolido ha servido para elevar las dunas de paseo que separarán la zona verde del lecho ferroviario hasta su soterramiento, mientras que se plantean reconvertir unas enormes madejas de hierros en la copa de árboles decorativos.

Mientras que el alcalde recordó que la «denostada operación urbanística» cerrada con Ebro ha permitido dotar a la capital de este nuevo espacio en una zona donde el Ayuntamiento «no tenía ni un metro cuadrado», la portavoz de la asociación de vecinos Reina Juana calificó de «impresionante» el parque y apuntó que entre las necesidades están una biblioteca y un centro de ocio para niños y jóvenes.

León de la Riva apuntó que tras el soterramiento habrá más zonas verdes en los terrenos liberados, aunque no de estas dimensiones. «Los más de 700.000 metros cuadrados de edificabilidad son sagrados, porque con ellos se financia la operación», recordó.142536



Vocento