nortecastilla.es
Jueves, 23 de marzo de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
EL TIEMPO
LO + BUSCADO
Puente de marzo
Día del padre
Regalos
Ofertas de viajes
Antivirus
Fernando Alonso
Alquiler de pisos
Recetas de cocina


AUDIENCIA
VALLADOLID
CARLOS GALICIA

REPOSTERO
«Los sistemas de producción han cambiado en la pastelería»
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

Carlos Galicia, junto con su hermano Alfonso son los encargados de hacer más agradable la vida de los tordesillanos y los visitantes con sus dulces, típicos en todos los rincones de España y desde hace ya algún tiempo en Europa.

-¿Cuánto lleva dedicada a la repostería su familia?

-Aproximadamente 150 años, nosotros somos la quinta generación.

-¿Cómo aprendió el oficio?

-Aprendí de mi padre. Siendo pequeños, aunque estábamos estudiando siempre había que echar una mano en el negocio. De verlo día tras día te vas metiendo en el oficio y luego ya cuando terminé de estudiar me dedique de lleno con la ventaja de la experiencia adquirida.

-¿Han cambiado los sistemas de producción?

-Por suerte sí. Cada vez se va mejorando mucho la fabricación pero sobre todo la higiene y limpieza, que es fundamental. Los materiales y la nueva maquinaria hacen que el resultado final del producto sea el que tú deseas y el que te demandan los clientes.

-¿De donde surgió la exportación de los polvorones del Toro de la Vega a Suecia?

-A raíz de un distribuidor interesado en vender allí su producto y nosotros aprovechamos esa vía. Hoy los polvorones no solo se pueden encontrar en Suecia, sino que hace tiempo que, a través de otros distribuidores, lo llevan a otros países de Europa.

-¿Qué volumen de producción de polvorones pueden llegar a tener en un año?

-Las instalaciones en las que nos encontramos, por el espacio y estar en el casco histórico, están muy limitadas. En producción se pueden llegar a hacer hasta quinientos mil kilos de polvorones pero hacemos menos. Las miras de nuestros objetivos están en hacer una fábrica más grande fuera del casco y contar con perspectivas más amplias de producción.

-Las recetas, ¿las guardan en secreto?

-Tanto en pastelería como en restauración el que una persona vea la receta no significa que vaya a hacer el producto igual. Influyen muchos factores para que el resultado final sea el mismo, hay maneras no secretas pero que a lo largo de los años te dan la experiencia para conseguir el producto deseado.



Vocento