nortecastilla.es
Viernes, 27 de enero de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
EL TIEMPO
LO + BUSCADO
Oposiciones
Cursos On line
Inglés
Ofertas de viajes
Antivirus
SMS gratis
Alquiler de pisos
Recetas de cocina
AUDIENCIA
VALLADOLID
VALLADOLID
El nuevo plan general extiende el casco urbano desde la depuradora a la ronda
El documento recoge siete sectores urbanizables de nueva creación y una docena de parcelas a lo largo del Camino Viejo, en las que se podrá construir
José Antonio Flórez, el arquitecto municipal, con el Plan General de Ordenación Urbana. / F. V.
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
El Pleno municipal ratificó ayer la aprobación del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Simancas, aprobado inicialmente a finales del 2004 y que depende ahora del visto bueno de la Comisión Territorial de Urbanismo.

El nuevo planeamiento, que sustituirá a las Normas Subsidiarias, fechadas en 1986, terminará con el bloqueo de licencias de construcción experimentado en los últimos años, y sacará al mercado inmobiliario 350 hectáreas de suelo urbanizable que supondrán la expansión del casco urbano por la izquierda hasta la antigua depuradora, en el límite establecido por las DOTVAENT, y por la derecha hasta la nueva ronda, la variante este que prolonga el puente en construcción.

Al margen de la expansión del casco, se recoge una nueva zona urbanizable al norte de la autovía A62, junto a la urbanización El Silo, dos más en Entrepinos, que supondrán el derribo de antiguas granjas y la recalificación de parte de suelo rústico, otra en la carretera de Pesqueruela, la segunda fase de Panorama, y hasta una docena de parcelas más a lo largo del Camino Viejo, que unificarán las urbanizaciones existentes, respetando viejas fincas.

Las previsiones hechas a diez años son de 6.400 viviendas máximo, aunque el arquitecto municipal, José Antonio Flórez, afirma que no se prevé agotar toda la superficie residencial en ese plazo, y calcula en los próximos años un incremento de población en torno a los veinte mil habitantes como techo.

La densidad prevista por hectárea es de 25 viviendas en el Camino Viejo y hasta 50 en el casco, donde sólo se permitirán construcciones de planta baja más dos alturas. El casco urbano actual estará separado de las dos nuevas áreas residenciales a derecha e izquierda por zonas verdes y equipamientos (Centro Cívico, Biblioteca, Guardería, almacenes municipales y jardines y parques infantiles) a razón de siete metros cuadrados por vecino, incluida la población futura estimada, en un total de 17 hectáreas.

El Grupo Municipal Socialista, por su parte, que rechazó con su voto en contra el proyecto de Presupuestos para 2006 aprobado por el equipo de gobierno en el Pleno de ayer, acusa al PP de presentar unas cuentas ficticias y electoralistas, basadas en ingresos que no se producirán e inversiones que tampoco podrán realizarse.

Según el PSOE, algunos ingresos e inversiones dependen de la entrada en vigor del PGOU, que difícilmente podrá aplicarse a lo largo del presente año.



Vocento