nortecastilla.es
Jueves, 12 de enero de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
EL TIEMPO
LO + BUSCADO
Oposiciones
Cursos On line
Inglés
Ofertas de viajes
Antivirus
SMS gratis
Alquiler de pisos
Recetas de cocina
AUDIENCIA
SALAMANCA
SALAMANCA
Hidalgo recibe en Salamanca la Medalla de Oro al Mérito en el TrabajoLanzarote invita a Zapatero a visitar el Archivo
El ministro Jesús Caldera asegura que el Gobierno reconoce a un empresario «con el que otras instituciones no siempre se portaron bien»
Hidalgo se coloca él mismo la insignia en presencia del ministro Caldera. / J. TRUCO
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
El empresario salmantino Juan José Hidalgo recibió ayer en Salamanca en un multitudinario acto la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo concedida por el Consejo de ministros del pasado 18 de noviembre. Un galardón que el presidente de Globalia recogió acompañado de su familia y de representantes de las administraciones de los tres principales puntos de negocio de la entidad: Salamanca, Madrid y Baleares.

La idea de celebrar el acto de entrega en Salamanca fue del ministro Caldera, que señaló que con ella pretendía «tributar un merecido reconocimiento de toda la sociedad salmantina a uno de sus empresarios más destacados». A Juan José Hidalgo, que reside actualmente en Madrid, le pareció «una idea maravillosa» celebrar el galardón con sus paisanos.

El empresario salmantino hizo gala durante el acto de entrega de su carácter serrano y, tras colocarse él mismo en la solapa de su chaqueta la insignia y la medalla que acredita el galardón, realizó un distendido repaso por su trayectoria en el mundo empresarial desde sus difíciles inicios en la localidad de Villanueva del Conde.

Hidalgo recordó que «luché a brazo partido por ayudar a mis padres» y tras una situación muy difícil de posguerra, emigró a Suiza donde trabajó durante cinco años en varios oficios hasta que adquirió el primer furgón de segunda mano con el que realizaba los trayectos de los emigrantes entre Zurich y España.

Imperio económico

A partir de ahí, el empresario salmantino consiguió enarbolar un imperio económico que tuvo como principal hito el salto al mundo de la aviación con Aviaco primero y con la compra de Air Europa después, consiguiendo «abrir el cielo» y crear un auténtico gigante turístico, «ahora que el raro ya no es el que viaja, sino el que no viaja» que factura al año 3.300 millones de euros y que cuenta con 13 millones de clientes atendidos por una plantilla de 13.000 empleados.

El ministro de Trabajo, Jesús Caldera, señaló que la entrega de la medalla es un «testimonio de admiración» hacia la figura de Hidalgo y remarcó su carácter de emigrante «en un momento en el que no podemos olvidar a aquellas personas que tuvieron que salir de nuestro país en tiempos muy difíciles, pero nunca se olvidaron de su tierra y a ella regresaron para engrandecer su economía».

Caldera señaló que este reconocimiento «está en sintonía con toda la sociedad salmantina» aunque manifestó que «algunas veces algunas instituciones no le han tratado como se debe», en referencia a la Junta de Castilla y León. Por eso, Caldera señaló que Hidalgo es un ejemplo de «empresario hecho a sí mismo» y un luchador por la «generación de riqueza preocupado por el empleo estable en sus empresas».



El alcalde de Salamanca, Julián Lanzarote, remitió ayer una carta al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, invitándole a visitar el Archivo General de la Guerra Civil «con prontitud», ya que «en apenas unos días será tan solo un triste recuerdo».

En su visita a Salamanca, el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, no quiso valorar esta misiva y se limitó a señalar que el Archivo «es el único sonsonete del alcalde de Salamanca» y le recomendó que «trabaje por resolver los problemas de los salmantinos como hago yo, en vez de dedicarse a perturbar la vida pública».

En su carta al presidente del Gobierno, Lanzarote lo considera «directamente responsable» de reabrir el conflicto de la devolución de papeles y señala que la importancia del Archivo «no verá su dignidad restituida por un gran centro de fotocopias».

El alcalde salmantino lamenta que Rodríguez Zapatero no se haya reunido con él a pesar de habérselo solicitado con insistencia desde la manifestación del pasado 11 de junio y señala, además, que la documentación «no se devolverá a sus legítimos dueños porque, como es sabido, el único dueño de los fondos es el Estado».

Esta carta parece contestar a una misiva remitida por el presidente del Gobierno al alcalde de Salamanca de la que, sin embargo, no se había informado hasta el momento.



Vocento