nortecastilla.es
Miércoles, 4 de enero de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
EL TIEMPO
LO + BUSCADO
Oposiciones
Cursos On line
Inglés
Ofertas de viajes
Antivirus
SMS gratis
Alquiler de pisos
Recetas de cocina
AUDIENCIA
LEÓN
LEÓN
La CHD confirma contaminación tras el fuego del vertedero leonés
El viento aviva aún las llamas en el depósito ilegal de neumáticos Los vecinos, indignados porque no ha comenzado el desescombro
Un ciclista observa el incendio registrado en el vertedero ilegal el pasado 22 de diciembre. / C. H.
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) ha detectado y confirmado una «ligera contaminación» en las aguas superficiales y los pozos de la zona afectada por el incendio producido en un depósito ilegal de neumáticos, en la localidad leonesa de Castrillo de la Ribera, municipio de Villaturiel. Los primeros resultados de las muestras, recogidas el pasado 28 de diciembre, también revelan contaminación orgánica y de sólidos en suspensión. El sondeo profundo, sin embargo, no revela niveles de contaminación preocupantes, ni una disminución de la calidad del agua, por lo que parece que el abastecimiento para los vecinos de la zona no se verá afectado por el vertido.

Mientras la Junta enviaba ayer un fax al Ayuntamiento de Villaturiel para fijar «pronto» una reunión, los vecinos continúan indignados porque, aseguran, «diez días después todavía se ven focos de llamas cuando azota el viento, todavía no se puede pasar del olor que hay, aquí no ha venido nadie en los últimos días y tampoco han empezado a llevarse los restos».

El vertedero llevaba años denunciado y acumulaba ya, según algunos, medio millón de ruedas, según otros, «muchas más», por eso la paciencia de la población está al límite, «no queremos que se pasen la pelota de unos a otros».

«En cuanto a la calidad del agua del río Bernesga, no se ha visto prácticamente afectada por el vertido, ya que este se ha diluido gracias al volumen actual del cauce, de unos 20 metros cúbicos por segundo», dice el informe de la CHD que será trasladado a las Consejerías de Sanidad y Medio Ambiente, y al propio Ayuntamiento de Villaturiel. A estos análisis hay que añadir los que está realizando el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) para determinar el nivel de dioxinas y furanos en el agua, aunque estos datos no podrán conocerse antes de cuarenta días.

«Olor a chamusquina»

El olor delata, realmente, que, como denuncian los vecinos, en el inmenso amasijo de goma, metal y barro algo continúa «chamuscándose», y los restos de cenizas aparcan en cualquier esquina del pueblo.

Tampoco se descarta que el agua utilizada por los bomberos para inundar la zona y sofocar el fuego pueda ocasionar algún tipo de contaminación de suelos y aguas subterráneas al ser reabsorbida por el terreno, bajo los ennegrecidos escombros.

Los vecinos piden responsables, que aparezca el dueño del vertedero ilegal, y el Ayuntamiento pide al Gobierno regional compensaciones de más de 1,2 millones de euros para el municipio, la limpieza de las dos fincas donde se acumulaban sin control las ruedas y controles exhaustivos de la calidad del aire y el agua.



Vocento