nortecastilla.es
Martes, 3 de enero de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
EL TIEMPO
AUDIENCIA
ECONOMÍA
ECONOMÍA
Las facturas de menor cuantía entre empresarios no tendrán retención del 3%
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

Hacienda planea que las facturas de menor cuantía no se vean afectadas por la retención del 3% que se aplicará a las transacciones entre empresarios que tributan con régimen fiscal de módulos. Así lo desveló este lunes el director de la Agencia Tributaria, Luis Pedroche, quien evitó precisar cual será la cantidad mínima a partir de la cual se impondrá esta tasa.

El objetivo, según sostuvo, no es incrementar la recaudación y, de hecho, el montante total que aportará a las arcas públicas será «más bien pequeño». Por contra, explicó, el Ejecutivo espera obtener más información para luchar contra el fraude. Así, el empresario que presta el servicio o transfiere el bien estará obligado a elaborar una relación de las retenciones que ha abonado al Estado y a quien se las ha aplicado.

Pedroche se mostró confiado en que esta medida reducirá la emisión de facturas falsas en el régimen de módulos. Este controvertido sistema permite calcular las cantidades a pagar por el impuesto de la renta (IRPF) y por el del valor añadido (IVA) mediante criterios objetivos, como el número de empleados, y no en función de los ingresos.

La iniciativa forma parte del paquete de 30 actuaciones contra el fraude fiscal que el Consejo de Ministros estudio el pasado viernes y que durante todo enero estará en trámite de información pública. Una vez concluido, el Gobierno aprobará el anteproyecto de ley y lo enviará al Congreso para su tramitación parlamentaria. El máximo responsable del ente recaudador estimó que la norma entrará en vigor a finales del primer semestre del año.

Reforzar la Agencia

Pedroche defendió que estas iniciativas refuerzan las funciones de control, obtención de información y cobro de deudas de la Agencia Tributaria sin merma de la seguridad jurídica de los implicados. En este sentido, justificó que la ampliación de la responsabilidad subsidiaria a las empresas que adquieran productos y servicios a tramas de fraude del IVA está en línea con la regulación comunitaria.

También consideró garantizados los derechos de los contribuyentes en el caso de la nueva capacidad del ente recaudador para exigir, sin recurrir a la vía judicial, el pago de las deudas con el fisco a quien controla una red de sociedades ficticias o interpone testaferros para evitar el desembolso.



Vocento