nortecastilla.es
Martes, 3 de enero de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
EL TIEMPO
LO + BUSCADO
Oposiciones
Cursos On line
Inglés
Ofertas de viajes
Antivirus
SMS gratis
Alquiler de pisos
Recetas de cocina
AUDIENCIA
CULTURA
en salamanca
4.000 personas se han manifestado en contra del traslado del Archivo
El Gobierno catalán continúa trabajando en la llegada de los 507 legajos, prevista para finales de enero
Manifestación convocada por el Ayuntamiento de Salamanca ante las puertas del Archivo de la Guerra Civil. EFE
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
Unas 4.000 personas, según fuentes de la Policía Local, secundaron la concentración convocada por el Ayuntamiento de Salamanca frente al Colegio de San Ambrosio, sede del Archivo Nacional de la Guerra Civil, en favor de la unidad documental y contra la salida de legajos hacia Cataluña.
El objetivo de esta iniciativa, según explicó el alcalde de Salamanca, Julián Lanzarote (PP), es exigir al Gobierno que espere a que el Tribunal Constitucional decida sobre el recurso interpuesto por la Junta de Castilla y León contra la ley de restitución de documentos a la Generalitat antes de que se haga efectiva la devolución de los papeles.
En el caso de que el recurso fuese admitido a trámite se tendrían en cuenta las medidas cautelares que solicita la Junta para que no salga ningún documento hasta que no haya una sentencia del Constitucional, recordó el regidor.
Los manifestantes se concentraron en torno a la pancarta con la célebre frase de Miguel de Unamuno "Venceréis pero no convenceréis", que portó el alcalde de la ciudad, Julián Lanzarote, y representantes de instituciones salmantinas, de la Junta, así como diputados y senadores del PP y miembros de los cuarenta colectivos firmantes del manifiesto a favor de la integridad del Archivo.
El director del Instituto Castellano y Leonés de la Lengua, el escritor bejarano Gonzalo Santonja, fue el encargado de leer el manifiesto que tituló "Contra el olvido de la represión franquista. Por el mantenimiento de la integridad del Archivo".
Santonja en su intervención recordó que los integrantes de las escuadras de la Delegación del Estado para la Recuperación de Documentos que se enviaron a Salamanca "en su inmensa mayoría" eran catalanes de Barcelona, entre los que citó al sacerdote inductor del Archivo, Juan Tusquets Terrats. "Catalán fue el inductor de este Archivo y catalanes los sicarios de esas escuadras incautadoras y ahora resulta que los culpables somos nosotros, incursos en el grave delito de que nos negamos a la anulación de estas huellas y a la ocultación de este datos", refirió en la lectura del comunicado.
Además -continuó Santonja- la devolución de los papeles implicaría "notables agravios, dado que nuestros archivos y museos estatales parten de unos orígenes nada pacíficos" y recalcó que en Barcelona se encuentran "multitud de legajos, libros y documentos" de varias comunidades autónomas.
Cataluña, a la espera
Por su parte, la consellera de Cultura, Caterina Mieras, ha señalado que el Gobierno catalán continúa trabajando en la llegada de los 507 legajos prevista para finales de enero.
Mieras confía en que no haya ningún problema y los papeles lleguen al Archivo Nacional de Cataluña (ANC), en Sant Cugat del Vallés (Barcelona), en la fecha prevista porque "tenemos una ley aprobada y estamos en democracia, y la democracia quiere decir que todo el mundo cumple la ley".
La Generalitat ha trabajado en la preparación de esa recepción con las previsiones del ministerio de Cultura porque, según Mieras, cuando la ministra de Cultura, Carmen Calvo, "dice que el traslado se efectuará antes del 14 de febrero, está explicando la ley aprobada el 14 de noviembre, que marca 3 meses" para que se lleve a cabo ese traslado.
"Hay una obligación escrita para que estén aquí antes del 14 de febrero -ha añadido Mieras- pero, evidentemente, con una ley que tiene una oposición tan rotunda del PP, tan numantina, pueden producirse obstáculos". El ministerio de Cultura "nos comunicará la fecha del traslado tres días antes de que se produzca y nosotros hacemos una previsión", ha añadido la consellera.
Está previsto que los documentos sean recibidos en Sant Cugat por el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, y por el delegado del Gobierno en Cataluña o por la persona que designe el ministerio, aunque "dependerá de las agendas".
El departamento de Cultura tiene a punto para la recepción solemne de los documentos una exposición que prevé inaugurar en el Palau Moja, situado en plenas Ramblas barcelonesas, el 25 de enero, en la que se está trabajando desde el mes de junio pasado.
Será recibido con una exposición
La exposición "es la mejor manera de celebrar de forma institucional que finalmente hemos cerrado una herida histórica", y enmarcará la historia del retorno de los documentos desde 1977, "cuando se reclamaron por primera vez", hasta 2006, año "en el que llegarán", ha señalado Mieras.
La consellera ha agregado que "desde el principio siempre he manifestado que no queremos los documentos para tenerlos en el archivo, sino que queremos ponerlos al alcance de la población". Después de su exhibición en Barcelona, la exposición de los documentos viajará por varios puntos de la geografía catalana.
Con el asesoramiento histórico de Borja de Riquer, los responsables de coordinar la exposición son el director del ANC, Josep Maria Sans Travé; Maria Angels Bernal, de la Asociación de archiveros (miembro del grupo de expertos), y Ramon Alberch, subdirector de archivos de la dirección general de Patrimonio.
Mieras ha señalado también que la exposición "es una alegría y un reconocimiento a todas las personas del gobierno catalán que han trabajado en ella; al compromiso del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y a las personas, gobiernos y consellers anteriores que han trabajado en ello, así como a la Comisión para la Dignidad".
Mieras ha explicado que en Salamanca "se va a hacer un gran archivo de la memoria histórica, al que damos todo el apoyo y el compromiso de enviar digitalizados todos los documentos de interés que tenemos en el ANC".
La consellera ha considerado que "seguro que todos los salmantinos verán realmente que no se les ha expoliado nada, sino que incluso tendrán un archivo que responderá a la dignidad de su nombre y de la memoria histórica".



Vocento