nortecastilla.es
Lunes, 2 de enero de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
EL TIEMPO
LO + BUSCADO
Oposiciones
Cursos On line
Inglés
Ofertas de viajes
Antivirus
SMS gratis
Alquiler de pisos
Recetas de cocina
AUDIENCIA
ZAMORA
| SOCIEDAD | LEY ANTITABACO
El 95% de los bares y cafeterías optan por permitir fumar en sus instalaciones
Azehos recibe unas doscientas consultas sobre la aplicación de la nueva normativa de lucha contra el tabaquismo
Algunos negocios se han visto obligados a impedir que se consuma tabaco por ser inviable la reforma a realizar
Cartel de prohibido fumar en una cafetería de la ciudad. / TICO LUCA
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
DUDAS SOBRE LA LEY
¿Dónde está prohibido fumar?

El artículo 7 de la ley dice que se prohíbe totalmente fumar en lo centros de trabajo públicos y privados, salvo en los espacios al aire libre (aunque no se puede hacerlo en el balcón de un despacho). También está prohibido en los centros y dependencias de las administraciones públicas, en las instalaciones sanitarias, los centros docentes (incluida la Universidad), instalaciones deportivas cerradas, centros comerciales y de ocio, y salas de fiesta donde se permita la entrada a menores de 18 años. A estos espacios se unen las estaciones de servicio y los medios de transporte (incluido el taxi).

¿Qué pasa si alguien fuma en estos lugares?

Fumar en los lugares con prohibición conlleva una multa de hasta 30 euros si la conducta infractora se realiza de forma aislada. Si se reincide, puede llegar a los 600. La acumulación de tres infracciones leves puede penarse con hasta 10.000 euros. También habrá sanción para el empresario que permita fumar.

¿Quién controlará que se cumpla la ley?

El Estado y la Junta harán inspecciones de oficio o a instancia de parte. El titular de un derecho, por ejemplo, un compañero de trabajo o el cliente de un bar donde se fuma, cuando dice que está prohibido, podrá reclamar la inspección y, en su caso, incluso recurrir a los tribunales.

Más del 95% de los bares y cafeterías de la provincia seguirán permitiendo fumar tabaco en sus establecimientos hosteleros. Sin embargo, ya hay algunos negocios que se han 'enganchado' a la vida sana y han convertido sus instalaciones en espacios sin humo, aunque la gran mayoría continúa, como hasta ahora, dejando fumar, según los datos aportados por la Asociación Zamorana de Empresarios de Hostelería (Azehos).

La asociación mayoritaria del sector hostelero apunta a que, según un sondeo realizado entre los establecimientos de la provincia, «la práctica totalidad» apuesta por permitir fumar tabaco y únicamente existen casos aislados, como la céntrica cafetería Sancho II de Zamora, en los que se prohíbe fumar. Los datos que maneja el máximo responsable de Azehos apuntan a que más del 90% de los bares y cafeterías son de menos de 100 metros cuadrados, por lo que se ven en la disyuntiva de dejar fumar o no, sin necesidad de acotar una zona para fumadores y otra para no fumadores, optando casi todos ellos por permitir el tabaco. Entre los que superan los 100 metros cuadrados, el Sancho II constituye una de las pocas excepciones en las que el tabaco está prohibido en todo el local. La razón, aparte de intentar captar clientes no fumadores, es que las obras para habilitar un espacio para fumadores rompería el esquema del local.

En otros establecimientos de gran tamaño, la intención es compaginar ambas opciones y acotar zonas exclusivas para no fumadores, aunque para hacer las reformas aún hay un plazo máximo de ocho meses.

En donde más fácil han tenido adaptarse a la nueva ley de lucha contra el tabaquismo es en los grandes restaurantes con varios salones, donde para habilitar una zona de fumadores basta con reservar alguno de los salones para este fin.

Los problemas en estos negocios surgirán a partir de mayo cuando, con la proliferación de bodas, haya que acotar las zonas de fumadores en los banquetes y en ellas además no se permitirá la presencia de menores de 16 años.

Banquetes de boda

A este respecto, Azehos hace una interpretación amplia de la ley y considera que en estos casos deben ser las personas que organizan el banquete las que decidan si permiten fumar en el evento. Por el momento, según comenta la recepcionista Paloma Manso, en el hotel Meliá Horus no se permite fumar ni en la cafetería ni en el restaurante del hotel ni en el salón social y únicamente cabe la posibilidad de hacerlo en alguna de las habitaciones de fumadores o en alguno de los salones para banquetes que se reserven para este fin.

La nueva normativa sobre el consumo de tabaco en centros de trabajo y establecimientos públicos, publicada en el Boletín Oficial del Estado el pasado martes, ha generado en las últimas semanas una avalancha de llamadas en Azehos, donde ofrecen asesoramiento a cualquier hostelero sobre la aplicación de la ley. En la última semana se han recibido cerca de doscientas consultas telefónicas y presenciales sobre distintos aspectos de la normativa.



Vocento