nortecastilla.es
Lunes, 2 de enero de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
EL TIEMPO
LO + BUSCADO
Oposiciones
Cursos On line
Inglés
Ofertas de viajes
Antivirus
SMS gratis
Alquiler de pisos
Recetas de cocina
AUDIENCIA
ESPAÑA
ESPAÑA
El Gobierno impulsará las políticas sociales para recuperar apoyos
El Ejecutivo tratará de dejar a un lado las reformas territoriales para poner en marcha el «patriotismo social»
José Luis Rodríguez Zapatero, durante un acto en apoyo a la Constitución Europea. / TONI ALBIR-EFE
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
José Luis Rodríguez Zapatero intentará aprovechar la buena marcha de la economía en el 2006 para dar un impulso a las políticas sociales. El Gobierno socialista cree que la confusión generada por el Estatuto de Cataluña le ha impedido rentabilizar medidas como la subida de las pensiones o el incremento del salario mínimo interprofesional, por lo que ha decidido esperar a que se despeje la negociación con CiU, ERC e IC-V para centrar la atención en su gestión.

Cuando logre encauzar la propuesta estatutaria remitida por el Parlamento de Cataluña, el Ejecutivo tratará de dejar a un lado las reformas territoriales -que le están costando un fuerte desgaste electoral- para poner en marcha lo que Zapatero ya ha definido como «patriotismo social».

Mientras que al inicio de su mandato el presidente apostó por revocar las decisiones más polémicas que adoptó José María Aznar y también por ampliar los derechos civiles de los ciudadanos -matrimonio homosexual, divorcio rápido o reparación moral a las víctimas del franquismo-, en esta nueva etapa quiere que sus políticas giren en torno a un único eje: las medidas sociales, que son la seña de identidad de los gobiernos socialistas.

En los casi dos años que han transcurrido desde las pasadas elecciones generales, el Ejecutivo defiende haber atendido ya las demandas más urgentes en esta materia con el incremento de las becas, de las pensiones o del salario mínimo interprofesional, pero tiene un programa más ambicioso a aplicar en lo que resta de legislatura con su proyecto estrella: la ley de dependencia. Una norma que echará a andar en el 2006, aunque no se completará hasta dentro de unos años.

Equilibrio de las cuentas

Creen que se trata de un proyecto que cambiará la vida de millones de españoles y que dentro de unos años se recordará -aseguran en el PSOE-.

Unas medidas que el presidente del Gobierno y, sobre todo, el ministro de Economía y Hacienda, no quieren poner en marcha a costa del equilibrio de las cuentas públicas.



Vocento