nortecastilla.es
Lunes, 2 de enero de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
EL TIEMPO
AUDIENCIA
DEPORTES
ATLETISMO
Giralda puede con Cuñado
Sonia Antolín Monedero logró el triunfo en categoría femenina, por delante de María Ruiz Más de mil corredores de todas las categorías compitieron en la popular carrera vallisoletana
Varios de los corredores de la prueba benjamín tratan de ganar la posición mientras esperan la señal para iniciar la prueba. / GABRIEL VILLAMIL.
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
Óscar Fernández Giralda demostró con una contundente victoria en el Cros de las Doce Uvas que se encuentra en un gran momento de forma. Nadie pudo hacerle sombra a lo largo del circuito a pesar de que Teodoro Cuñado sí que lo intentó. En la tercera vuelta, Giralda aumentó el ritmo para quedarse solo en cabeza de carrera.

Cuñado sabía que su gran enemigo era Fernández Giralda y por eso intentó descolgarle imponiendo un ritmo fuerte en la primera vuelta. Lo único que consiguió es que se quedaran los dos en un mano a mano. En el segundo paso por meta, Alejandro González les seguía ya demasiado lejos como para poder alcanzarles. Los tres hicieron una demostración de fuerza para copar el podio masculino. Porque en la categoría absoluta femenina, la carrera estuvo mucho más reñida. Sonia Antolín y María Ruiz mantuvieron un bonito duelo que se decidió a favor de la primera en el último tramo del Cros.

Sonia Antolín supo medir mejor su energía y llegó al final de la prueba con más fuerza que María Ruiz. Ambas, como el resto de participantes en categoría femenina, corrieron un kilómetro más de lo previsto por un error de impresión que equivocó a los jueces a la hora de decidir cuantas vueltas tenía que dar. A pesar de todo, ambas realizaron un buen tiempo al parar el reloj por debajo de los veinticinco minutos. Eva García ocupó el tercer puesto del cajón en una carrera en la que se echo de menos a la vallisoletana Sara Valderas, una habitual del Cros.

Mucho más fácil que Sonia Antolín lo tuvo Mohamed Elbendir que se impuso cómodamente en el júnior masculino. Elbendir no tuvo que esforzarse mucho para llegar con más de un minuto de ventaja sobre Joaquín Ordax, segundo y volvió a demostrar que es una de las grandes promesas del atletismo vallisoletano. Al finalizar la prueba se mostraba «muy satisfecho» del resultado que había conseguido.

Una carrera popular

«El Cros de las Doce Uvas es una carrera bonita y ya muy tradicional. Aquí hay gente que viene a ganar, pero también hay muchos que corren solo porque les gusta. Es el día de Nochevieja y esta prueba tiene un carácter muy popular», asegura Jesús María Gómez, locutor de la carrera.

En este aspecto, los más pequeños y los más veteranos disfrutaron mucho de la prueba. Familiares y amigos esperaban en la línea de meta con los abrigos de la mano para intentar dar calor a los que llegaban agotados al final. Algunos como Sonsoles Muñoz, ganadora en categoría infantil, tenía todavía suficiente aire para hablar una vez finalizada la carrera. «Me encanta venir al Cros de las Doce Uvas, es una tradición. Ya he ganado otras veces aquí y espero seguir llegando la primera muchos años».

Y es que a parte de los equipos ya habituales en todas las carreras populares vallisoletanas, el Trotapinares o el Tripi, el Cros de las Doce Uvas se ha convertido en una cita importante para clubes como el Vino Toro o Vallelado, que acuden año tras año y dominan las clasificaciones por equipos.

Lo cierto es que los más de mil corredores que se dieron cita en el Parque Ribera de Castilla disfrutaron, con menos frío que en otras ediciones, de lo que más les gusta hacer a lo largo del año: correr.



Vocento