nortecastilla.es
Lunes, 2 de enero de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
EL TIEMPO
LO + BUSCADO
Oposiciones
Cursos On line
Inglés
Ofertas de viajes
Antivirus
SMS gratis
Alquiler de pisos
Recetas de cocina
AUDIENCIA
CULTURA
CULTURA
Poesía en miniatura
La antología en castellano 'El Parnasillo' reúne en 116 pequeños volúmenes, guardados en una estantería de madera de roble, a los autores líricos desde los orígenes a la aparición de las vanguardias
Los 116 volúmenes de 'El Parnasillo', en el mueble que les guarda.
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
LA COLECCIÓN
Título

'El Parnasillo'

Contenido

Antología poética en castellano formada por 115 pequeños volúmenes más uno dedicado a glosario, que reúne a los autores desde los orígenes a la aparición de las vanguardias. Se guardan en un mueble de madera de roble.

Dirección

Javier Blasco y Antonio Piedra.

Editorial

Simancas Ediciones.

PUEDE ninguna ciencia compararse con esta universal de la poesía, que límites no tiene do encerrarse?». La reflexión de Miguel de Cervantes sirve ahora de introducción a una nueva antología poética en castellano, extra- ordinaria tanto por sus dimensiones, ya que son libros en miniatura, como por la calidad de las ediciones. Su título es 'El Parnasillo' y está formada por 116 volúmenes de poco más de diez centímetros de largo por seis de ancho, encuadernados en piel de distintos colores -verde, rojo, azul, marrón, amarillo- que se guardan en una estantería de madera de roble que sirve de estuche.

Editado por Simancas Ediciones, 'El Parnasillo' ha sido dirigido por Javier Blasco y Antonio Piedra, profesores de literatura de la Universidad de Valladolid, quienes se han responsabilizado tanto de la concepción general de la colección como de la selección de títulos y de autores. El objetivo del proyecto es la creación de un fondo literario dedicado a los autores clásicos que conforman el catálogo hispánico sancionado por la tradición secular. Por eso, a esta primera entrega dedicada a la poesía seguirá otra que reunirá la prosa de ficción, para continuar con el teatro y el pensamiento.

La primera biblioteca reúne lo mejor de la poesía hispánica desde sus orígenes hasta el inició de las vanguardias. Dentro de ese espacio que va desde comienzos del siglo XII a finales del XIX, están representados todos los tiempos, las escuelas, las corrientes, los estilos y los movimientos que han dejado huella en la historia de la literatura en castellano, pero sin olvidar las distintas lenguas y nacionalidades que conforman la identidad cultural hispana. De acuerdo con esos principios, la selección de textos ha creado uno de los fondos líricos más completo, ambicioso y sistematizado de la actualidad.

Textos completos

Los autores son por tanto el pilar sobre el que se ha construido el índice de la colección, siempre representados por textos completos, en los que se ha respetado su dimensión y significado histórico. Además, muchos de los títulos que se han incorporado a la biblioteca no se encuentran hoy fácilmente, ya que no existen en el mercado ediciones modernas. Por eso, dada su coherencia, extensión y calidad, 'El Parnasillo' ocupa un espacio propio en el mundo editorial.

Las obras se presentan sin anotaciones ni comentarios acompañadas simplemente de un breve prólogo que sirve para situar el texto en su momento histórico. De estas introducciones se han encargado los responsables de la edición de cada volumen, entre los que destacan escritores, como Luis Alberto de Cuenca -'Antología poética', de Gabriel Bocángel, a la que se dedican dos tomos-, o Antonio Carvajal, 'Poesía', de Diego Hurtado de Mendoza, en tres volúmenes.

También los directores de la colección se han responsabilizado de algunas ediciones. Así, Antonio Piedra ha prologado 'Poemas de amor y fiesta', de Baltasar de Alcázar, mientras que Javier Blasco se ha ocupado de 'Viaje al Parnaso', de Miguel de Cervantes. En su trabajo de dirección han contado además con la colaboración de Carlos Martín Aire, que ha seguido la marcha de los originales, así como con el apoyo para los textos medievales de María Jesús Díez y José Manuel Fradejas, responsable de la edición del 'Cancionero', de Jorge Manrique.

El volumen 116

José Luis de la Fuente ha colaborado en los autores que representan la poesía hispanoamericana, como 'La Araucana', de Alonso de Ercilla, en cinco tomos, o 'El gaucho Martín Fierro', que aparece en dos volúmenes.

A pesar de que el objetivo de la biblioteca es dar al lector libertad para acercarse a los textos sin las interferencias de los críticos, los directores se han permitido algunas intervenciones para resolver pequeñas cuestiones verbales, como grafías hoy desaparecidas, ortografías en desuso o formas absoletas. Todas ellas las han resuelto los preparadores de cada volumen sin desvirtuar los originales y con el fin de aproximarlos a la norma actual.

Además, el último tomo de la colección, el 116, contiene un elemental glosario que sirve para que los lectores puedan transitar por un léxico que en el caso de los textos medievales, con sus voces hoy desaparecidas, resulta muy lejano para la mayoría.

La colección está dirigida a un lector no especializado al que le guste la poesía y sepa encontrar en ella los sentimientos más profundos del hombre. Sin embargo, también servirá a los estudiantes y, por supuesto, a los especialistas.

La Biblioteca se abre con 'Antología', de Ben Quzmán -en edición de David Llamas-, un poeta con una gracia especial para el zéjel, que apareció a principios del siglo XII en Al Andalus. Siguen 'Poema de Mío Cid', uno de los anónimos más famosos de la historia de la literatura en castellano, y los 'Milagros de Nuestra Señora', de Gonzalo de Berceo. A continuación, el 'Libro de Alexandre', los 'Proverbios morales', de Sem Tob, y 'Cant de mort', de Ausias March, dan paso al 'Poema de Fernán González', el 'Libro del buen amor', del arcipreste de Hita, y el 'Cancionero', de Jorge Manrique.

A Juan de Mena, el marqués de Santillana, el 'Romancero viejo', Gil Vicente, Juan del Encina y Juan Boscán les siguen Garcilaso de la Vega, Gutierre de Cetina, Fray Luis de León y San Juan de la Cruz. Tiempo después aparecen Miguel de Cervantes, representado en cinco tomos, Luis de Góngora, Francisco de Quevedo, Lope de Vega, Tirso de Molina, Calderón, Argensola o el conde de Villamediana.

También se encuentran Villarroel, Iriarte, Samaniego, Moratín, Cadalso, Espronceda, el duque de Rivas, Bécquer y Rosalía de Castro, que enlazan con Campoamor y Zorrilla -tres volúmenes-, para continuar, entre otros, con Carolina Coronado y Núñez de Arce y concluir con el modernismo de Rubén Darío.

Más información Las Letras de Castilla y León

www.nortecastilla.es



Vocento