nortecastilla.es
Lunes, 2 de enero de 2006
 Webmail    Alertas   Envío de titulares     Página de inicio
PORTADA ACTUALIDAD ECONOMÍA DEPORTES OCIO CLASIFICADOS SERVICIOS CENTRO COMERCIAL PORTALES
EL TIEMPO
LO + BUSCADO
Oposiciones
Cursos On line
Inglés
Ofertas de viajes
Antivirus
SMS gratis
Alquiler de pisos
Recetas de cocina
AUDIENCIA
CASTILLA Y LEÓN
ECONOMÍA
Una campaña informará sobre los productos con marca CE para mejorar la seguridad del consumidor
El Ejecutivo regional combatirá el desconocimiento sobre esa certificación, que establece las condiciones para poder vender en la UE, con objeto de combatir el fraude
Algunos de los productos de uso diario con marcado CE. / GABRIEL VILLAMIL
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar
GUÍA PRÁCTICA SOBRE EL MARCADO CE
Concepto

El marcado CE es un sistema de certificación de productos que permite su comercialización en cualquier punto de la Unión Europea.

Origen histórico

Surgió en la década de los ochenta a partir de las Directivas de Nuevo Enfoque, que se orientaban a garantizar la libre circulación de mercancías y que solo llegaran a las tiendas las que eran seguras.

Consecuencias

La unificación de las múltiples normas nacionales eliminó las barreras a la exportación, ya que las empresas dejaron de peregrinar por los laboratorios de homologación de cada país donde querían vender. Esto aumentó la variedad de artículos a disposición de los consumidores y aseguró el mismo nivel de protección en toda la UE.

Un logotipo único

Es muy fácil de reconocer. Como su propio nombre indica, su símbolo gráfico son las letras 'CE'.

Productos donde es obligatorio

El distintivo debe ser visible en todos los productos -que son los nuevos fabricados en la UE y los nuevos, viejos y de segunda mano llegados de fuera- sujetos a alguna de las Directivas de Nuevo Enfoque, que son las siguientes:

-Baja tensión

-Recipientes a presión simples

-Seguridad en los juguetes

-Productos de construcción

-Sobre compatibilidad electromagnética

-Equipos de protección individual

-Instrumentos de pesaje no automático

-Productos médicos implantables activos

-Aparatos de gas

-Requisitos de rendimiento para las calderas

-Explosivos con fines civiles

-Productos médicos

-Equipos de protección en atmósferas explosivas

-Embarcaciones de recreo

-Ascensores

-Equipos a presión

-Seguridad de las máquinas

-Aparatos médicos de diagnóstico 'in vitro'

-Estaciones radioeléctricas y terminales de telecomunicación

-Instalaciones por cable para el transporte de pasajeros

-Instrumentos de medida

Más información

En estos portales de Internet:

-www.jcyl.es

-www.europa.eu.int

-www.newapproach.org

Mucho desconocimiento. Eso es lo que ha detectado la Consejería de Economía y Empleo, que gestiona Tomás Villanueva, respecto al logotipo CE que figura en las etiquetas de muchos artículos de uso diario. Se trata del 'salvoconducto' que permite a los fabricantes la venta en todo el territorio de la UE, si bien para poder estamparla en sus productos es preciso que realicen pruebas de calidad homologadas en organismos autorizados al efecto.

Para explicar todo ello tanto a los consumidores como a las empresas y de ese modo mejorar su seguridad, la Consejería de Economía va a iniciar una campaña divulgativa que consta de varias fases. La primera ya está ejecutada y ha consistido en la realización de jornadas informativas en todas las provincias de la comunidad. Junto a esto, el área del Gobierno autonómico que dirige Villanueva dedicó una parte del 2004 y el 2005 a comprobar el grado de conocimiento de la patronal sobre la materia, mediante cuestionarios que revelaron que dejaba mucho que desear.

De ahí que haya decidido dar un paso más mediante la edición de 7.000 ejemplares -cifra que se incrementará si resulta necesario- de dos publicaciones que se distribuirán en empresas, organismos oficiales, colegios profesionales, cámaras de comercio y organizaciones de consumidores. La primera es la 'Guía para comprar productos industriales con marcado CE', que determina qué artículos están afectados -entre ellos figuran, por ejemplo, los juguetes, los ascensores, los aparatos de gas y los explosivos-, qué requisitos de seguridad y salud deben cumplir para poder salir al mercado y cuál es la documentación exigible al proveedor. La segunda está pensada específicamente para los fabricantes, puesto que se trata de la 'Guía para realizar correctamente el marcado CE de productos industriales'.

Libre circulación

La Dirección General de Industria e Innovación Tecnológica de la Consejería de Economía, de la que depende la campaña, confía en que una mayor difusión de las características de esa certificación europea sirva para evitar fraudes y falsificaciones, en la medida en que un conocimiento más exacto de la legislación permitirá detectar mejor los artículos que la incumplen, tanto a los usuarios, como a los productores.

El logotipo CE hunde sus raíces en las llamadas Directivas Europeas de Nuevo Enfoque, nacidas en los años ochenta con el objetivo de permitir la libre circulación de productos en el territorio comunitario y, al mismo tiempo, asegurar que solo llegan a las tiendas aquellos que son seguros, sea cual sea su origen. Su implantación ha obligado a las compañías a olvidarse de las antiguas homologaciones en pro de un proceso de evaluación idéntico para todos los países miembros.



Vocento