Visto para sentencia el juicio contra el excomisario Julián Cuadrado

El excomisario de Policía Julián Cuadrado. /Antonio Quintero
El excomisario de Policía Julián Cuadrado. / Antonio Quintero

Una subinspectora del Cuerpo Nacional de Policía le pide dos años de cárcel por un presunto delito de acoso laboral

EL NORTEPalencia

El juicio contra el antiguo comisario de la Policía Nacional en Palencia Julián Cuadrado por un presunto delito de acoso laboral a una subinspectora del Cuerpo ha quedado este lunes visto para sentencia, después de que la vista oral se reanudase tras la primera sesión llevada a cabo el pasado día 19 en el Juzgado de lo Penal de Palencia. Debido a la gran cantidad de testigos citados a declarar, la jueza fijó la continuación de la vista para este lunes.

Tras la declaración de los testigos citados para este lunes (no fue necesario que lo hiciese una médico forense) y la lectura de los informes, la acusación particular elevó a definitivas sus conclusiones provisionales, solicitando para Julián Cuadrado una pena de dos años de prisión y una indemnización de 20.000 euros por un presunto delito de acoso laboral, petición a la que se adhirió la acusación popular, que ejerce el sindicato Confederación Española de Policía (CEP). Por su parte, la Fiscalía no acusa al entender que no existe delito, y la defensa de Julián Cuadrado solicita su libre absolución.

La sesión arrancó el pasado día 19 con las declaraciones del acusado, el excomisario Julián Cuadrado, y de la denunciante, una subinspectora que acusa al que fuera su superior de un supuesto delito de acoso laboral.

La Audiencia Provincial desestimó en marzo un recurso presentado por Julián Cuadrado contra la decisión de un juzgado de la capital palentina, que había resuelto previamente su imputación por la supuesta autoría de acoso laboral a una subinspectora del Cuerpo. La Audiencia ratificó que existían indicios de que Julián Cuadrado había venido realizando «actos hostiles o humillantes contra una subordinada en la Comisaría de Policía Nacional de Palencia», por lo que consideró que se debían continuar las diligencias y abrir un procedimiento penal.

El acusado declaró que no había adoptado en ningún momento decisiones encaminadas a humillar o perjudicar a la subinspectora, negando en todo momento que se hubiese sucedido alguna situación de acoso. Por su parte, la denunciante se ratificó en sus acusaciones.

.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos