Villamuriel mantiene su tradición con la matanza del cerdo

Dos niños observan al gorrino ya destripado. /L. A. Curiel
Dos niños observan al gorrino ya destripado. / L. A. Curiel

Los organizadores lamentan que muchos ritos no puedan celebrarse en público, por lo que temen que se pierdan

LUIS ANTONIO CURIELVillamuriel

La Asociación de Vecinos Casco Viejo, de Villamuriel de Cerrato, organizó su tradicional Fiesta de la Matanza del Cerdo con un animado programa festivo. Los actos comenzaron a primera hora de la mañana con la degustación de pastas, mistela, orujos y manchados. Alrededor de veinticinco kilos de pastas y unos cincuenta litros de orujos sirvieron para combatir el frío de las primeras horas de la mañana en una jornada que congregó a numerosos vecinos y visitantes, que se acercaron a la localidad cerrateña para disfrutar de la gastronomía palentina, la cultura y el arte de la iglesia parroquial de Santa María la Mayor.

Una fiesta popular que este año ha tenido un sabor agridulce, pues la mayoría de los actos relacionados con la matanza no pudieron celebrarse. Así, los numerosos niños que esperaban para ver el rito del chamuscado tradicional, limpieza y destazado del cerdo se quedaron con las ganas. «La normativa no permite que los asistentes vean el cerdo vivo ni que se proceda al chamuscado con paja, como se ha hecho toda la vida, aunque hay excepciones pagando las correspondientes tasas. Es una pena que se ataque a estas fiestas populares, por lo que nos estamos planteando si hacerlo el próximo año. El público se ha quedado totalmente decepcionado cuando han visto ya al cerdo preparado para la rifa», comentaron desde la organización. Este hecho no impidió que niños y mayores pusieron color a una jornada en un entorno especial como es el de la iglesia de Santa María la Mayor animados por la música tradicional de la tierra.

La Fiesta de la Matanza tuvo un momento muy especial con el sorteo del cerdo ya destazado, que recayó en José García Zurdo, que se mostró muy ilusionado con el premio. «La verdad es que me ha hecho mucha ilusión, pues es la primera vez que me toca algo. Pienso que estos actos son muy bonitos pues congregan a numerosos vecinos y sirven para mantener la tradición de nuestros mayores. Disfrutaremos del cerdo en familia, haciendo unos buenos chorizos», señaló el agraciado, José García. El boleto premiado apareció en un primer intento, suscitando gran interés entre los asistentes, que esperaron impacientes el resultado de la rifa.

Además, la organización repartió alrededor de seiscientas raciones de chichurro y jijas, regadas del buen vino y pan de la tierra, que hicieron las delicias de todos asistentes. Durante el viernes por la tarde y la mañana del sábado, alrededor de medio centenar de vecinos colaboraron activamente en el cocinado de las viandas, que fueron degustadas por todos los asistentes. Un total de 200 litros de chichurro y 140 kilos de jijas fueron degustadas por los vecinos, además de decenas de barras de pan y decenas de litros de vino.

La Fiesta de la Matanza nació hace trece años por iniciativa de la Asociación de Vecinos Casco Viejo, y cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Villamuriel y del Grupo A Ninguna Parte Teatro. Desde la organización, insisten en la importancia de aunar esfuerzos por mantener estas tradiciones que animan el invierno y ayudan a dinamizar la localidad.

La cita festiva contó también con la música tradicional a cargo de la Asociación Cultural El Cabás, que puso sus mejores melodías para animar la fiesta popular de la matanza. «Estos actos congregan a mucha gente y es fundamental que se apoyen desde todos los ámbitos. Creemos que es muy importante mantener las tradiciones de nuestro pueblo y seguiremos apostando por la Fiesta de la Matanza, que es costeada íntegramente por nuestro colectivo, por lo que solicitamos el apoyo de los asistentes mediante su aportación para la rifa del cerdo y para la degustación de los productos típicos», comentó Pilar Sahagún, presidenta de la Asociación, que aglutina a unos cuantos socios de la localidad. Este año, los colaboradores estrenaron unos vistosos delantales verdes para la fiesta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos