La vicerrectora de Palencia reclama la mejora de los accesos a La Yutera

Inauguración del curso académico en La Yutera./Marta Moras
Inauguración del curso académico en La Yutera. / Marta Moras

Mercedes Sánchez Báscones recuerda en la inauguración del curso la peligrosidad de la vía que separa las dos zonas del campus

JOSÉ MARÍA DÍAZPalencia

Quiso centrar la vicerrectora del campus de La Yutera, Mercedes Sánchez Báscones, su intervención en la apertura institucional del curso universitario en Palencia en la necesidad de potenciar la transferencia de la tecnología desde la universidad al resto de la sociedad como uno de los grandes principios de la institución académica, junto a otros conceptos básicos como la docencia y la investigación.

Sánchez Báscones indicó que no toda la actividad debe limitarse a la formación integral de los alumnos o la capacidad de investigación de los diferentes departamentos, sino que este trabajo debe estar en conexión directa con el resto de las sociedad, para transmitir todo el conocimiento que atesora para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. «Nuestra finalidad debe ser liderar el desarrollo científico y cultural», señaló la vicerrectora, quien hizo también una defensa explícita de multidiversidad y la particularidad en la enseñanza, con el fin de formar y promover el desarrollo integral de los estudiantes.

Sin embargo, la vicerrectora no pudo abstraerse, un año más, de denunciar públicamente los problemas y necesidades de infraestructuras que arrastra el campus de La Yutera y que se han convertido en una reivindicación permanente de los diferentes equipos que han pasado por la dirección de campus palentino, puesto que son deficiencia que se van prolongando en el tiempo. Así, Mercedes Sánchez Báscones aprovechó la presencia en el acto académico de representantes de diferentes administraciones públicas, a las que también agradeció la colaboración y el apoyo económico en la actividad cultural, para reclamar una mejora de los accesos a las diferentes zonas del campus, puesto que se trata de una de las principales demandas que plantean tanto estudiantes como profesores.

Hizo también referencia a los problemas estructurales que presentan algunos de los edificios y volvió a centrar la gran reivindicación en la necesidad de que se mejore la permeabilidad entre las dos zonas en las que queda separado el campus, por un lado, los terrenos de La Yutera, en donde se sitúan el aulario, los edificios administrativos y dos de las facultades y por otro la zona que ocupa la Escuela Agraria, el llamado edificio verde, con todos los terrenos de cultivo y prácticas que rodean el inmueble.

«Seguimos reivindicando la mejora de los accesos al campus, así como la permeabilidad entre los diferentes edificios que lo componen, separados por una peligrosa vía de comunicación, dado el frecuente trasiego de personas y vehículos que se producen diariamente entre el edificio de la ETSIA y el resto de edificios, en donde se encuentran la mayor parte de los servicios administrativos, despachos, laboratorios y aulas», señaló la vicerrectora.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos