300 vecinos de Palencia llevan dos semanas sin televisión por culpa del temporal

300 vecinos de Palencia llevan dos semanas sin televisión por culpa del temporal

El viento y la nieve han roto el repetidor que da servicio a varias pedanías de Cervera y La Pernía y los neveros impiden el acceso para arreglar la avería

Marco Alonso
MARCO ALONSOPalencia

'Sin señal'. Este mensaje es todo lo que pueden ver unas 300 personas de La Pernía, Polentinos y del Valle de Castillería cuando encienden el televisor. El temporal de viento y nieve que irrumpió en el norte de Palencia hace dos semanas rompió el repetidor que da servicio a esta zona de la montaña, y la avería ha dejado sin televisión a estos vecinos desde el pasado 22 de marzo. «Da igual a qué botón des, no se puede ver nada», se lamenta un vecino de la zona, en la que habitan en su mayoría personas mayores cuya principal distracción es la televisión.

El repetidor que da servicio a este paraje se encuentra ubicado en el Monte El Cueto, un pico situado 1582 metros por encima del nivel del mar al que es complicado llegar por los neveros que tapan el acceso. La envergadura de la avería obliga a cambiar buena parte de la antena, por lo que es necesario entrar con un vehículo de grandes dimensiones que pueda transportar las piezas afectadas. El sábado se intentó limpiar la zona de nieve con una retroexcavadora, pero la máquina estuvo a punto de volcar y se tuvieron que posponer las labores para desesperación de los vecinos, que no entienden que este problema pueda suceder en el año 2018. «En los tiempos que estamos, no es normal que te quedes sin televisión porque haga malo. No estamos en la Edad Media», apunta el alcalde de La Pernía, Rubén García.

Pero la rotura de este repetidor no ha sido el único contratiempo que han sufrido los municipios del norte de Palencia como consecuencia del temporal. Unas 800 personas de Velilla del Río Carrión y Triollo llevan sin línea de teléfono e internet desde el Jueves Santo. El apagón afecta a todas las compañías y Movistar parece haber solucionado la incidencia en Camporredondo y Otero de Guardo, aunque este problema ha servido para que los vecinos de la zona vuelvan a reclamar se mejore la cobertura. «La mitad de los pueblos de la zona no tenemos cobertura nunca», sentenció el alcalde de La Pernía.

Algunos no tienen cobertura de teléfono ni internet y otros no tienen ni siquiera televisión. No son pocos los que se han acercado a la puerta del vecino de al lado para preguntar si llegaba señal y la respuesta ha sido un 'debe de ser de allí'. Ahora falta saber cuánto tiempo tardan 'los de allí' en solucionar el entuerto. «Esperamos que lo arreglen pronto porque esto no es normal», incide Rubén García, visiblemente enfadado por la falta de soluciones ante este problema.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos