Valdecañas reestrena retablo

Los vecinos de Valdecañas posan orgullosos junto al recién estrenado retablo.
Los vecinos de Valdecañas posan orgullosos junto al recién estrenado retablo. / Antonio Rubio

Los vecinos disfrutan en la parroquia San Nicolás de Bari del patrimonio rehabilitado gracias a una donación

El sábado 15 de julio quedará en la memoria de los vecinos de Valdecañas gracias a la mecenas Teresa de Juana, que ha querido contribuir a que el patrimonio religioso se recupere y sirva para acrecentar la vivencia de la fe en el pueblo. El obispo de Palencia, Manuel Herrero, presidió, el pasado sábado 15 de julio una Misa de acción de gracias en la parroquia de San Nicolás de Bari en la localidad de Valdecañas de Cerrato para inaugurar la restauración de tres retablos llevados a cabo en el último año.

El prelado estuvo acompañado por el Párroco Miguel Lobo, el Delegado Diocesano de Patrimonio Cultural y Artístico, José Luis Calvo, y los sacerdotes Santiago García, y Eutiquiano Saldón, antiguo párroco de la localidad. También asistieron autoridades de la localidad, la alcaldesa de Baltanás y los vecinos del pueblo y de las localidades más próximas.

La restauración de los retablos de Santa Teresa de Jesús, el de San Antonio de Padua y el de San Antonio Abad han sido costeados completamente por Teresa de Juana.

La restauración del retablo de Santa Teresa ha sido llevada a cabo por la empresa Fénix Restauración y los otros dos restantes por la Fundación Las Edades del Hombre.

El retablo de San Antonio Abad, popularmente llamado de San Antón, realizado a finales del siglo XVIII, alberga cinco tablas con pintura al óleo del siglo XVI de muy alto mérito artístico.

El delegado diocesano de Patrimonio Cultural y Artístico, José Luis Calvo, habló de la necesidad de cuidar y proteger el patrimonio artístico e invitó a que todos contribuyamos para su conservación, restauración, protección y ser instrumento de una nueva evangelización. También comunicó a los feligreses e invitados que las obras de arte fueron realizadas en Palencia, aunque Valdecañas, en el siglo XVIII, pertenecía a Burgos, y el artista bien pudiera ser Tomás Prieto o Francisco Tejedor.

El obispo de Palencia, en su homilía, destacó y agradeció los trabajos realizados e instó a que todo sirva para una restauración más integral de las personas y de las comunidades cristianas.

Gracias también a la generosidad de Teresa de Juana todo el pueblo estuvo invitado a un ágape en la Cuesta del Acedo, y como recuerdo de la restauración, de la Misa de acción de gracias se entregó un recordatorio con una fotografía de las obras restauradas a todos los vecinos y los presentes.

Fotos

Vídeos