Tráfico solicita extremar la precaución en la A-67 por la nieve

Vañes, pedanía de Cervera, teñida de blanco en la tarde del día de 6 de enero. /Brágimo-ICAL
Vañes, pedanía de Cervera, teñida de blanco en la tarde del día de 6 de enero. / Brágimo-ICAL

La Guardia Civil limita el paso de vehículos pesados y turismos sin ruedas de invierno a la altura de Aguilar

El Norte
EL NORTEPalencia

La jornada está siendo más que complicada en la A-67, que se ha tenido que restringir el tráfico ante el peligro que suponía la nieve que ha caído en el puerto de Pozazal. La Delegación del Gobierno decretó desde las 18:30 horas de este sábado el nivel rojo de circulación. Así, la Guardia Civil ha procedido a embolsar a todos los camiones y coches sin neumáticos de invierno que transitan por esta autovía. Los puntos de embolsamiento fijados son Mataporquera, en el kilómetro 116 de la A-67; en Aguilar de Campoo (kilómetro 103); y Osorno (punto kilométrico 58). También si fuera necesario por la nevada, se ampliarían las zonas de embolsamiento a Santillana de Campos.

Aunque en la provincia de Palencia no ha nevado mucho, las precipitaciones caídas esta tarde en el alto de Pozazal han obligado finalmente a las autoridades de Tráfico a cerrar el paso a camiones y vehículos artículados entre Arenas de Iguña y Mataporquera, así como a todos los turismos que no tengan neumáticos de invierno (con cadenas no se puede transitar en ese tramo por la abundancia de túneles y el problema de seguridad que supone quitar y poner las cadenas en cada uno de ellos). La misma situación de riesgo se aplica en ese tramo a la carretera nacional N-611.

La Jefatura Provincial de Tráfico de Cantabria, dependiente de la Dirección General de Tráfico (DGT), había advertido que las considerables nevadas previstas para este fin de semana en la comunidad autónoma pueden obligar a efectuar cortes de tráfico en carreteras de la región.

Así, ha avisado en un comunicado que la Guardia Civil podrá impedir la circulación entre Cantabria y Palencia, por los túneles de la A-67, a todo aquel vehículo que circule sin neumáticos de invierno aunque tenga cadenas.

Y es que la nieve y su posterior congelación reduce o elimina de inmediato la adherencia de los neumáticos a la carretera, dificulta la visibilidad, oculta las señales de tráfico y las marcas viales por lo que entorpece los desplazamientos por carretera y los hace especialmente peligrosos.

Ante esos peligros, Tráfico recomienda, en la medida de lo posible, aplazar o, al menos, restringir los desplazamientos por carretera durante estos días. Y, si aún así se hace necesario conducir, habrá que reducir la velocidad, aumentar las distancias de seguridad y circular con las luces de cruce encendidas por el día para ser vistos cuanto antes por todos los demás usuarios de la vía.

Si la previsión llegara a cumplirse, la Guardia Civil tendría que impedir el paso, en primer lugar, a los vehículos pesados por cuanto si un solo camión o autobús quedara cruzado e inmovilizado sobre una vía impediría totalmente el tráfico a todos los vehículos sin excepción alguna durante un largo e imprevisible periodo de tiempo.

Además, quienes necesiten desplazarse por carretera durante este fin de semana pueden quedar detenidos y bloqueados debido a las nevadas, han advertido desde Tráfico, y por ello, realizan una serie de recomendaciones para todos aquellos que vayan a circular.

En primer lugar, hay que llevar instalados neumáticos de invierno para circular con la mayor seguridad posible por carreteras mojadas, nevadas o heladas. Las cadenas son una alternativa legal para circular con nieve o hielo pero son complejas de instalar, son incómodas y tienen menos agarre que las ruedas de invierno. Su instalación requiere la previa búsqueda de un lugar apartado y seguro para evitar posibles atropellos.

No obstante, avisan que las cadenas no son útiles en la autovía A-67 por la existencia de diversos túneles en la zona del Puerto del Pozazal. El uso de cadenas complicaría el desplazamiento a todos los usuarios de la autovía por cuanto obligaría a los conductores a desmontarlas en la entrada de los túneles y a volverlas a montar al salir de los mismos, lo que provocaría atascos y accidentes por alcance o atropellos de los propios conductores.

En consecuencia, la Guardia Civil podrá impedir el paso desde Palencia hacia Cantabria o desde Cantabria hacia Palencia, por la A-67, a todo aquel turismo que circule sin neumáticos de invierno aunque disponga de cadenas.

Entre otras recomendaciones, viajar con el depósito de combustible lleno para tener garantizada la calefacción y la recarga del teléfono móvil en el caso de que el vehículo se quedara inmovilizado en una carretera. En este sentido, también se recomienda tener cargador de móvil adaptado al vehículo y, en caso de sufrir una emergencia, tener instalada en el móvil la aplicación gratuita 'My112' en la que se encuentran integrados los servicios de emergencias de Castilla y León y de Cantabria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos