Las trabajadoras de Bershka de Palencia serán reubicadas en tiendas de otras ciudades

Tienda de Berska en la calle Mayor de Palencia/Marta Moras
Tienda de Berska en la calle Mayor de Palencia / Marta Moras

CC OO continuará en negociaciones con la firma para detallar las condiciones de los puestos y conocer las razones del cierre

PALOMA AGUADO

El cierre de Bershka ha desatado la preocupación del comercio palentino. Y por su puesto, de las siete trabajadoras de la tienda, situada en la Calle Mayor de la capital, que mantuvieron anteayer la primera reunión con la firma. La empresa ha garantizado a las siete empleadas –cinco de ellas fijas y dos temporales– su puesto en otras tiendas Bershka. Según ha asegurado la encargada de la tienda palentina, Estefanía Villaverde, la empresa se ha mostrado «totalmente comprometida» y les ha asegurado un puesto en otra tienda, en principio en Valladolid, pero también les ha dado opciones en otras ciudades».

De hecho, aunque todavía no hay nada claro y proseguirán las negociaciones junto con el sindicato Comisiones Obreras, las empleadas sí saben que no van a perder su puesto y que se abre un nuevo abanico de opciones. Valladolid es una de los destinos más posibles por su cercanía y la facilidad para desplazarse desde Palencia, aunque también les han preguntado por sus intereses personales para ofrecerles un puesto en otras ciudades. Dos de las empleadas del establecimiento palentino ya han trabajado con anterioridad en dos de las tres tiendas Bershka que alberga Valladolid.

Además, también se negociarán las condiciones de los nuevos empleos. Desde la firma, como ha asegurado Estefanía Villaverde, «se han mostrado muy comprensivos y en todo momento han intentado que todas siguiésemos trabajando para la firma». Aunque todavía es solo el comienzo de las negociaciones, las empleadas ya pueden respirar tranquilas ante el cierre de la tienda, que se producirá el próximo 17 de marzo. Un cierre que, según la explicación de la empresa a las empleadas y a CC OO, está asegurado. «En las próximas reuniones, que todavía no sabemos cuando se van a celebrar, nos explicarán de forma más detallada las razones del cierre», explica Estefanía, encargada de la tienda palentina.

En el primer encuentro con la firma de Inditex también surgió la posibilidad de reubicar a las empleadas en otras tiendas que forman parte del grupo y se encuentran en la capital, como son Zara, Oysho o Stradivarius. Sin embargo, esta es una opción que no depende de forma directa de la firma, puesto que tendrían que consultar a las distintas marcas. En las próximas negociaciones detallarán si se abren estas nuevas posibilidades para las empleadas y cuales son las características de los empleos que les ofrecerán. De momento, las siete trabajadoras muestran su agradecimiento a la firma por preocupación, en una situación que no es novedosa en la ciudad de Palencia. Hace un año, las trabajadoras de la tienda Pull & Bear del Centro Comercial las Huertas tuvieron que enfrentarse al mismo proceso tras el inminente cierre de la tienda de ropa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos