«Solo habrá tres o cuatro días de fiesta en San Antolín»

El concejal de Fiestas, Sergio Lozano, durante la entrevista. / Antonio Quintero

El concejal de Festejos, Sergio Lozano, confirma que el ‘no’ de la oposición a incrementar el presupuesto hace peligrar los conciertos de Loquillo, Jarabe de Palo y Rosana

MARCO ALONSOPalencia

La negativa de la oposición al aumento del presupuesto para San Antolín dejará las fiestas sin buena parte de las actividades que Sergio Lozano tenía previstas para este año. El programa no tendrá seis días, solo tres o cuatro, y el concejal de Fiestas ahora afronta la complicada tarea de suprimir el 70% de lo planificado. Rosana, Jarabe de Palo y Loquillo están en el punto de mira del concejal. Casi nada.

Más información

–Finalmente las fiestas de San Antolín tendrán la mitad de presupuesto que el año pasado. ¿Palencia va a tener unas fiestas dignas de una capital de provincia este año?

–Con harto dolor yo voy a hacer lo mejor posible por Palencia, pero no va a tener las fiestas que yo creo que se merece y que está en disposición de tener en función de la situación financiera del Ayuntamiento.

–¿A qué espectáculos tendrán que renunciar los palentinos por lo acordado en el pleno?

–Teníamos ‘prebloqueado’ Revólver, Jarabe de Palo, Loquillo, Sweet California, los tributos a Marisol y a los Beatles, la muestra de artistas de calle, dos sesiones de djs, un gran ‘Palencia en Negro’ y varias cosas más. Ahora mismo, cuento solo con el 30% del presupuesto deseable para hacer este gran programa que consideramos óptimo para esta ciudad. Por lo tanto, tengo que recortar sobre un 70% de la ‘preprogramación’ que presenté en el consejo y que me aprobaron. Ese 70% se pidió por activa y por pasiva en base a un compromiso que había en diciembre y Ciudadanos dijo que nos iba a apoyar, pero al final se ha lavado las manos.

–¿Y en qué van a quedar reducidas las fiestas sin ese 70% de las actividades que usted tenía programadas?

–¿Qué es lo que va a ocurrir? Que un colectivo importantísimo del motor económico de la ciudad (bares, restaurantes, hoteles, taxis, proveedores y repartidores) no van a contratar a tanta gente y las fiestas, obviamente, van a ser de menos días. Yo no tengo para hacer seis días. Voy a hacer tres o cuatro, ya veremos. Ya veremos los artistas que se salvan de los que había bloqueados. El programa se iba a presentar la semana que viene y ahora tenemos que empezar de cero.

–¿Habrá dinero para pagar a los artistas que ya estaban anunciados, como Jarabe de Palo, Revólver, Loquillo o Rosana?

–Jarabe de Palo casi es imposible que venga. Para que se dé cuenta la ciudadanía de lo que va a pasar, Rosana no va a venir, Jarabe de Palo no va a venir, Loquillo no sabemos si acabará viniendo. Me temo que no se podrá hacer el festival heavy ni el ‘Megalatino’, y tampoco sé si vamos a poder traer a Sweet California. Tengo que renunciar a grandes figuras que iban a servir de imán para traer gente a Palencia y habrá solo tres o cuatro días de fiesta porque las fuerzas de la oposición han decidido sacar rédito político, poner palos en las ruedas y mirar por ellos en vez de por Palencia.

–¿Y no han pecado ustedes de ingenuos por dejar la mitad del presupuesto de las fiestas en manos de un pleno en el que no tienen mayoría?

–Este equipo de gobierno decidió ser más cauto. Las fiestas son importantes, pero hay otras áreas que lo son incluso más. Es importantísimo que no falte de nada en servicios sociales y tenemos que mimar ese área. Se hizo un presupuesto inicial para fiestas con el compromiso de que sería previsible un excedente, como así ha sido, pero nos ha sido imposible destinar ese dinero, fruto de una buena gestión, a lo que teníamos pensado.

–Gobernar en minoría tiene estas cosas, que no todos piensan lo mismo y se depende de otros para aprobar lo que uno quiere...

–¿Sabe cuál ha sido nuestro error? Confiar en que el resto de las fuerzas políticas iban a mirar por el interés de los ciudadanos que les han votado. Al final, la oposición ha mirado por su interés personal para poner palos en la rueda al equipo de gobierno con un fin claramente político, de iniciar la precampaña.

–Pero la oposición les culpa a ustedes de esta situación. ¿Asumen algo de culpa?

–Asumimos la culpa que acabo de decir:la de confiar en que la oposición pensaría antes en los ciudadanos que en sí misma, más cuando Ciudadanos sí que estaba por la labor.

–¿Esto supone una ruptura total con Ciudadanos para el futuro?

–Igual es mucho aventurar. Espero que las aguas vuelvan a su cauce, aunque yo personalmente me he sentido muy defraudado. Es más, yo felicité públicamente a Ciudadanos por ese compromiso inicial de acercamiento. Ellos pedían tres cosas: más participación, una partida más realista y que los acuerdos que permitieron el pacto se llevaran a cabo. El miércoles me senté con el portavoz de Ciudadanos, Juan Pablo Izquierdo, y le dije mirándole a los ojos que todas las actuaciones que afectan al desarrollo económico se iban a hacer.

–¿Hay alguna posibilidad de que cambien las cosas y de que San Antolín cuente con el presupuesto que ustedes quieren?

–Ojalá pueda haber alguna, pero me temo muy mucho que hay pocas o ninguna. Los expertos que entienden de normativa interna están mirándolo. Cualquier movimiento de dinero tiene que hacerse vía pleno e imagino que habría que hacer uno extraordinario para poderlo aprobar, que no sé si tiene sentido. Esto hubiera sido muy fácil si la oposición hubiera hecho su discurso entendible y luego se hubiera abstenido. Con esto no pierde ni Sergio Lozano, ni Alfonso Polanco ni el equipo de gobierno, pierde Palencia, que es lo que a mí me preocupa. Me he llevado un gran disgusto y ahora me toca pensar qué quito.

–Le toca ahora vivir unos días complicados...

–La idea es recortar días. Pudiera ser que San Antolín quedara reducido a los días 1, 2 y 3 ó a 31, 1, 2 y 3. Tenemos que concentrar las fiestas en tres o cuatro días porque poco sentido tiene alargarlas sin contenido. Para mí, esta situación es dramática.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos