La solidaridad se deja bigote

Gerardo Rodríguez se afeita en la Barbería Très para lucir el bigote que le acompañará durante todo noviembre. / Antonio Quintero

La Fundación Movember promueve que los hombres luzcan mostachos para concienciar sobre la salud masculina

Marco Alonso
MARCO ALONSOPalencia

Los hay cortitos, como el de Chaplin; discontinuos, como el Cantinflas; poblados, como el de José María Íñigo o rimbombantes, como el de Dalí. Tipos de bigotes hay muchos, incluso hubo una época en la que el bello facial entre el límite inferior de la nariz y el labio superior era tan importante para un hombre que el que no lo tenía, se lo pintaba, como Groucho Marx. Pero ahora, en pleno mes de noviembre de 2017, el mostacho ha caído en desuso y un enorme porcentaje de los que pueblan los rostros de los hombres en este mes no son ni cortitos, ni discontinuos, ni siquiera poblados, son solo solidarios. Y es que el denominado 'Movember' –contracción de las palabras inglesas ‘moustache’ y ‘november’– se ha convertido en la mejor excusa para que los hombres dejen crecer su bigote con un fin: concienciar sobre temas de salud del hombre como el cáncer de próstata y de testículo, y recaudar dinero para ayudar a las instituciones dedicadas a luchar contra dichos problemas de la salud masculina.

Dejarse bigote es un acto que cambia la imagen de un hombre y eso suele generar todo tipo de comentarios. La labor de un seguidor del movimiento Movember es reconducir esas conversaciones hacia los problemas de salud masculina y conseguir fondos para la lucha contra ellos, algo que han conseguido desde la Barbería Très, que se han comprometido a afeitar gratis con navaja a a todos los clientes que deseen dejarse un bigote por esta causa y hacer alguna donación para la lucha contra los problemas de salud de los hombres.

«Los hombres no tenemos cultura de prevención porque somos muy machos. Por eso esto es tan importante»

«Los hombres no tenemos cultura de prevención porque somos muy machos. Por eso esto es tan importante» Víctor Vela/ precursor de movember en palencia

De la Barbería Très están saliendo más bigotes este mes que del casting de la cuarta temporada de la serie Narcos. Y es que unirse a Movember es muy sencillo, tal y como apunta Víctor Vela, uno de los precursores de este movimiento en Palencia. «Solo hay que dejarse bigote y cuando te pregunten que por qué te los has dejado, decir que es para que los hombres seamos más conscientes de las enfermedades que nos afectan. El de testículo es el cáncer que más ha crecido en los últimos veinte años y parece que eso no es noticia», apunta Vela, que luce por cuarto año consecutivo un bigote en noviembre y que cree que esta iniciativa ayuda a cambiar ciertos clichés. «Los hombres no tenemos cultura de prevención porque somos muy machos. Tenemos que dejar a un lado esa idea porque la prevención es la única forma de acabar con esta enfermedad. Las mujeres nos sacan mucha ventaja en prevención y 'Movember' puede hacer que cambie esa tendencia», apunta Vela.

El rosa se ha convertido en el color para poner el foco sobre el cáncer de mama, y dejarse bigote en noviembre es la mejor forma de hacer lo propio con el cáncer de próstata y de testículo. Un hombre siempre puede ponerse un lazo rosa en la solapa, pero una mujer tiene más difícil dejarse crecer el bigote, algo que tiene solución. «Las mujeres pueden apoyar la causa poniéndose un bigote de chocolate y subiendo la imagen a las redes sociales», apuntan desde la Barbería Très, que está empeñada en que Palencia se deje bigote este mes. Da igual que sea al estilo Chaplin, Pablo Escobar o Cantinflas, lo importante es lucir un mostacho que dé qué hablar para que aumente la cultura de prevención de enfermedades en el sector masculino.

Fotos

Vídeos